¿Cuánto engorda una cerveza?


La llegada del calor y el creciente interés de los chilenos por el consumo de cervezas tradicionales y artesanales han convertido a esta bebida en una de las más apetecidas durante estos meses y sin duda, será la reina del verano.

Pero, ¿qué precauciones debemos tener al consumirla? ¿Realmente la cerveza ayuda a acumular grasa abdominal? Estas y otras preguntas son las que responde la nutrióloga Pamela Rojas de Clínica Avansalud:

1.- Las calorías que aporta: Un vaso de 200 cc de cerveza posee 90 calorías, en tanto que una lata de 350cc tiene 150 calorías, lo que equivale aproximadamente a media marraqueta.

2.- ¿Cuánto consumir?: Al no tratarse de un alimento, no existe una recomendación de consumo diario. La dosis máxima no debería ser más de una lata en el caso de una mujer y dos latas en el caso de un hombre. Lo anterior excluye a las personas con problemas de triglicéridos elevados o hígado graso, quienes no deberían consumir alcohol.

3.- La cerveza en exceso sí engorda: La creencia de que la cerveza ayuda a aumentar la panza no está demostrada científicamente, pero si una persona bebe en exceso puede aumentar de peso debido al aporte de calorías dado por el alcohol y la cebada (cereal) que contiene la cerveza. Hay que tener en mente que una lata equivale en calorías a comerse media marraqueta.

4.- Es una de las bebidas alcohólicas con menos calorías: Un punto a favor para la cerveza es que, en comparación con otras bebidas alcohólicas, tiene un menor aporte calórico. Pero esto no significa que se pueda consumir en grandes cantidades, porque en este caso sí contribuiría a un aporte mayor de calorías. Actualmente algunos jóvenes consumen más de un litro de cerveza varias veces a la semana, eso no se recomienda en absoluto.

5.- No tiene beneficios para la salud: Desde el punto de vista médico la cerveza  -ya sea tradicional o artesanal-, no entrega ningún beneficio para la salud. No limpia los riñones pero sí tiene un efecto diurético, por lo que se produce una mayor cantidad de orina tras su ingesta.

6.- Preferir cervezas sin alcohol: Si se trata de beber, es mejor optar por las cervezas sin alcohol. Tienen menos calorías y al no poseer alcohol son menos tóxicas.