¿Para qué sirve la Rosa Mosqueta?


Seguramente has oído hablar de ella pero no sabes para qué sirve o bien, quieres utilizarla pero no sabes cómo. En Belleza y Alma te revelamos para qué sirve la Rosa Mosqueta y te contamos de sus propiedades.

Es un arbusto silvestre de ramas delgadas y con muchas espinas, que se ubica principalmente en la Patagonia, en Chile y también en Perú. Una vez que se caen sus pétalos, la planta desarrolla un fruto rojizo repleto de unas semillas muy grandes que constituyen el 70% de su peso aproximadamente, desde donde se extrae el aceite que se utiliza en la elaboración de cosméticos.

El aceite de Rosa Mosqueta elimina y previene diversas imperfecciones de la piel como arrugas, estrías, manchas y cicatrices. Sus propiedades fueron desubiertas por un estudio realizado por la Facultad de Química y Farmacología de la Universidad de Concepción, Chile. Este estudio se basó en las propiedades cicatrizantes del aceite de Rosa Mosqueta y se realizó en alrededor de 200 pacientes con cicatrices producto de cirugías, quemaduras y otras afecciones que provocaban el envejecimiento prematuro de la piel.

Asombrosamente, la aplicación frecuente de este aceite atenuó de manera efectiva cicatrices, arrugas y contribuyó al rejuvenecimiento de  la piel.

Respecto a sus aplicaciones, el aceite de Rosa Mosqueta se puede usar de manera interna y externa:

-INTERNA: Se puede  consumir como  infusión ya que favorece la resistencia del organismo a las enfermedades, estimula los procesos enzimáticos celulares y es un excelente reconstituyente de los tejidos. Además, ayuda a combatir los resfriados y los síntomas de la gripe, debido a su altísimo contenido en vitamina C. Por otra parte, es un diurético ligero y tiene efecto laxante.

-EXTERNA: El aceite de rosa mosqueta actúa como regenerador y nutriente para la piel, logra eliminar visiblemente las arrugas y las cicatrices que pueda presentar la piel. Asimismo, mejora la hidratación superficial actuando sobre el “factor natural de humectación de la piel”. Tiene una gran capacidad de revitalizar el fibroblasto (célula dérmica productora de colágeno, elastina y ácido hialurónico)  que es  responsable de la firmeza y elasticidad de la piel.

En el caso de las mujeres embarazadas se recomiendan suaves masajes en los pechos y abdomen, durante el último trimestre de gestación, para evitar las estrías.  Cabe recordar que las propiedades regenerativas de la Rosa Mosqueta se deben a su elevado contenido de  ácidos grasos esenciales poliinsaturados, como por ejemplo el   Linoleico 44-49% y el Linolénico 28-34%,  que están directamente relacionados con la síntesis del colágeno. Estos ácidos son sustancias nobles, indispensables para zonas donde existen altos índices de proliferación de células nuevas, como el rostro y otras áreas de piel delicada.