¿Qué significa gastar con responsabilidad?

Ser responsable financieramente, es utilizar lo necesario para vivir dentro de sus propios medios, y para vivir dentro de sus posibilidades, se debe gastar menos de lo que se gana.

En Belleza y Alma traemos para ti una serie de tips que te ayudaran a equilibrar tus gastos y economía de acuerdo a tus ingresos, lee atentamente las siguientes recomendaciones:

  • Tarjetas de crédito y su uso

Lo sentimos – si usted está realmente en busca de ser financieramente responsable, tan sólo ser capaz de cubrir el pago mínimo de su tarjeta de crédito no es suficiente. De hecho, el mantener una deuda constante con la tarjeta de crédito sin posibilidades de reducirla o eliminarla ya es una señal de que se gasta más de lo que se gana, por lo que conviene que las tarjetas sean utilizados sabiamente.

Las tarjetas de crédito pueden ser de suma utilidad en caso de emergencia, pero debes usarlas sabiamente para no exceder tus limites económicos.

  • Aprender a invertir

Gastar cada centavo que se gana es simplemente irresponsable. Para la mayoría de la gente, especialmente aquellos de nosotros con la esperanza de retirarse algún día, el ahorro es una actividad que debe ser tomada en serio.

Una vez que haya empezado a invertir, se recomienda controlar el progreso que está haciendo hacia sus objetivos y reequilibrar la cartera según sea necesario para permanecer en la pista.

  • Tener un fondo de emergencia

Asumir la responsabilidad financiera significa estar preparado para lo inesperado. La mayoría de los expertos están de acuerdo en que se debe ser capaz de soportar financieramente durante al menos seis meses sin ingresos.

  • Haz una rutina

Escribe tu rutina de la semana, dónde y en qué necesitas sacar tu billetera, incluye gastos de supermercado, cuentas de luz, agua, electricidad, etc. Teniendo claro cuáles son tus gastos obligatorios, podrás determinar cuáles serán los gastos en ti.

Establece cuánto es lo que quieres gastar y cuánto es lo que pretendes ahorrar en el plazo que tú te impongas. Así evitas gastos sin sentido y te enfocas en lo que realmente necesitas.

  • Adiós tentaciones

Si tu misión es ahorrar, olvídate de las tentaciones y de los gastos no agendados. Mantén una libreta donde organices tu semana y los dineros que necesitas para cada actividad. No compres por comprar, planifica tus salidas y el gasto aproximado para cada una. Cuando se trata de la ropa, prefiere comprarla en las rebajas. Nunca lleves toda la plata en la cartera, eso sólo sirve de tentación y la idea es gastar lo justo.

En última instancia, la responsabilidad financiera significa vivir dentro de sus medios, independientemente del nivel de esos. Así que eche un vistazo de cerca a su situación financiera, evalúe sus ingresos y hábitos de consumo, y haga los ajustes necesarios para ponerse en una posición financiera responsable.

Publicidad