Claves para ahorrar energía y mantenerte fresca durante el verano

El invierno ha sido duro, y seguramente la mayoría de nosotras está esperando con ansias que lleguen los días cálidos para disfrutar del sol y no tener que depender de los chalecos y las estufas todo el día para sobrevivir.

Sin embargo, tomando en cuenta las temperaturas extremas que tuvimos durante el periodo de frio, no queda más que imaginarnos que las extremas durante el varano también se van a disparar. Así que, hay que empezar a pensar en cómo mantener la casa fresca durante el verano, pero sin tener que gastar demasiado dinero en aire acondicionado o ventiladores.

Aquí tienes las claves para reducir el consumo energético en los meses de calor… y ahorrar en la factura de la luz.

  • La clave para la calefacción de la casa y la eficiencia de enfriamiento es el aislamiento: Es importante asegurarse de que las paredes y ventanas de tu casa no dejen que el aire se escape.
  • El refrigerador no debe quedar con la puerta abierta para enfriar toda la cocina, tu casa no debe –no tiene por qué- enfriar el patio.
  • Compra un rollo de cinta aisladora, y sella las puertas y ventanas. Además, asegúrate de limpiar los filtros de las salidas de aire acondicionado al menos una vez al mes, esto ayudará a que tu aire acondicionado sea más eficiente.
  • Un ventilador en el techo puede ayudar mucho para refrescar una pieza y ocupan mucha menos energía que el aire acondicionado.
  • Tener ventiladores en tu casa te permite programar el termostato hasta 4 grados más alto, debido a la circulación de aire que proporcionan.
  • Puedes dejar secar la ropa al aire durante el verano, en vez de usar la secadora. Cuando utilices la secadora, limpia el filtro de pelusas después de cada uso y asegúrate que tu secadora tenga la configuración de humedad correcta.
  • Intenta cocinar durante la mañana, que está un poco más fresco, o después de que se ponga el sol si es posible.
  • Apaga tus aparatos eléctricos. Sí, definitivamente te puede ahorrar un montón cuando se hace bien. Eso sí, recuerda que apagar no sólo es poner tu computador a “dormir”, sino que apagarlo por completo. Lo mismo ocurre con el televisor, equipo de música y cualquier otro electrodoméstico.
  • Trata de conectar varios aparatos en una zapatilla, y así, puedes apagarlos todos juntos durante la noche.

Y bueno, si te quieres mantener muy fresca en esos días de más calor… ¿por qué no preparas algunos helados de agua caseros? O jugos refrescantes para disfrutar durante el día. Es el último recurso, pero el más delicioso de todos. Además, son mucho más baratos que la cuenta de electricidad después de haber usado el aire acondicionado las 24 horas del día.

Publicidad