El Té: La magia del Oriente

El es una de las bebidas más antiguas de todo el mundo y, al igual que la medicina alternativa, el yoga y el sushi, proviene del oriente. Los primeros en conocer sus propiedades fueron los chinos, y es precisamente en esa zona donde se encuentra la gama más amplia de colores y sabores. Desde sus inicios, esta infusión fue conocida y utilizada como medicina, pero con la caída del imperio Mongol se fue masificando, y años después el té estuvo al alcance de todos. A occidente llegó después del siglo XVI, y hoy es la bebida más conocida después del agua.

En el mundo existen más de 300 variedades de té, pero las más conocidas son: té rojo, verde, negro y blanco. Cada una de estas infusiones está dotada de las más sorprendentes propiedades, desde la disminución del peso, hasta la prevención de enfermedades oportunistas.

Elije la tuya según tus necesidades y comprueba su efectividad.

1. Té Rojo.

Es una opción natural para perder peso, ya que ayuda a acelerar el metabolismo lo que quema grasas y mejora el funcionamiento del hígado.

También conocido como Pu’ erh, ayuda a la acción diurética, evitando la acumulación de líquidos y beneficiando la eliminación de toxinas. Muchas personas lo usan por su alta capacidad digestiva; por ende, es muy recomendado para la pérdida de peso y limpiezas gástricas. Estudios han comprobado también su efectividad para disminuir el colesterol, reforzar el sistema inmunológico y prevenir enfermedades oportunistas – ideal para tratamientos de SIDA- .

Dato: Si tu idea es bajar de peso, no lo mezcles con azúcar, ya que ésta favorece la producción de grasa en el cuerpo; además, la cantidad recomendada es de tres a cuatro tazas al día.

2. Té Verde.

Sirve como antioxidante, o sea que retrasa los signos de envejecimiento. Depurativo, por lo que elimina los líquidos que a tu cuerpo le sobran. Digestivo, acelera el metabolismo y ayuda a bajar de peso. También refuerza el sistema inmunológico por todas las vitaminas A,B y C que tiene.

Es la infusión más popular, por sus propiedades diurética, depurativa, desintoxicante y antioxidante. Contiene calcio, hierro, magnesio, fósforo y flúor. Ayuda a combatir el frío y la sed, favorece la baja de peso -acompañado de una dieta sana- y beneficia la absorción de grasa animal.

Dato: Al igual que el té rojo, no es aconsejable mezclar con azúcar y su consumo por personas anémicas no es del todo recomendable.

3. Té Negro.

Es un estimulante mental, por lo que es buenísimo para la memoria y para procesar mejor la información. Se recomienda para quitar dolores de cabeza y para prevenir enfermedades cardíacas.

Éste contiene el sabor más fuerte de todas las variedades. A pesar que las propiedades del té verde y rojo lo han ido relegando en popularidad, sus características no se quedan atrás; sirve para la desintoxicación, depura, activa el metabolismo y combate la sed. Al igual que el té verde, ayuda a la absorción de grasas animales, tiene un alto contenido en flúor y contiene minerales como calcio, magnesio, hierro y fósforo. Es antioxidante, diurético, astringente, bajo en calorías y energético -por eso se recomienda al desayuno-

Dato: Al contrario del té verde y rojo, no tiene contraindicaciones con el azúcar, pero si se toma habitualmente y en grandes cantidades, se recomienda cepillarse los dientes.

4. Té Blanco.

Por sus efectos antioxidantes ayuda a rejuvenecer las celulas de tu cuerpo, al mismo tiempo que es diurético. Tiene un alta concentración de vitaminas C y E.

Es lo más novedoso dentro del mundo del té. Es el antioxidante más poderoso -100% más que el té verde- evita la aparición de cáncer y es más poderoso que la vitamina E y C juntas. Disminuye el riesgo de producir enfermedades cardiovasculares, evita infartos, baja los niveles de colesterol, protege a los dientes –previene la aparición de caries-, impide el paso del azúcar a la sangre – ideal para diabéticos o insulino resistentes- y además, es la variedad que menos cafeína contiene.

Dato: Se debe mantener las hojas en un lugar oscuro, y si se prepara en gran cantidad, mantener cerrado para evitar la disminución y efecto de sus propiedades.

5. Té azul.

Muy bueno como antioxidante y para reforzar el sistema inmunológico.También regula la presión arterial y reduce el colesterol.

Muy bueno como antioxidante y para reforzar el sistema inmunológico.

También regula la presión arterial y reduce el colesterol.

6. Té de manzanilla.

Una de la infusiones más prácticas y que suele haber en todos lados. Ayuda a disminuir el dolor de panza, la indigestión, los cólicos, la diarrea y la gastritis. También calma irritaciones oculares, enfermedades respiratorias y sirve para limpiar las heridas superficiales y el acné.

Una de la infusiones más prácticas y que suele haber en todos lados. Ayuda a disminuir el dolor de panza, la indigestión, los cólicos, la diarrea y la gastritis.

También calma irritaciones oculares, enfermedades respiratorias y sirve para limpiar las heridas superficiales y el acné.

7. Té de menta.

Un té muy funcional que sirve como antiséptico, antiespasmódico y digestivo.Además reduce los gases, mantiene a los mosquitos lejos y te da buen aliento.

Un té muy funcional que sirve como antiséptico, antiespasmódico y digestivo.

Además reduce los gases, mantiene a los mosquitos lejos y te da buen aliento.

8. Té de tila.

Sirve como tranquilizante del sistema nervioso y ayuda dormir mejor. Al mismo tiempo reduce problemas arteriales y cólicos.

Sirve como tranquilizante del sistema nervioso y ayuda dormir mejor. Al mismo tiempo reduce problemas arteriales y cólicos.

9. Té de valeriana.

Una infusión ideal para relajarte y tranquilizarte. Funciona como sedante, baja la presión arterial y reduce la circulación, por eso, debes tener cuidado en la cantidad que consumes.

Una infusión ideal para relajarte y tranquilizarte. Funciona como sedante, baja la presión arterial y reduce la circulación, debes tener cuidado en la cantidad que consumes.

10. Té de anís.

El té de anis es muy bueno para la digestión, así que tómalo después de una comida pesada. También es calmante por lo que ayuda con la ansiedad y sirve para conciliar el sueño.

El té de anis es muy bueno para la digestión, así que tómalo después de una comida pesada. También es calmante por lo que ayuda con la ansiedad y sirve para conciliar el sueño.

Publicidad