Exfoliación: Renovación y cuidado para tu piel

Limpiar los poros, eliminar las células muertas y quitar el exceso de grasa, son los beneficios que se pueden obtener con una buena exfoliación.

Si quieres tener una piel luminosa, sana, tersa y suave ésta debe ser parte de tu rutina de belleza para mantener una piel saludable y libre de impurezas y es Belleza y Alma te ayuda a conseguirlo.

Para saber cuál es el momento indicado de realizarte una exfoliación en tu piel es cuando tu piel se torna seca y sin brillo, generalmente, la exfoliación se acostumbra a relacionar en hacerla en el rostro, pero ello no es un hábito del todo correcto, dado que tenemos más áreas en el cuerpo donde también es necesario realizar, seguido te detallamos sobre ellas.

Hoy te vamos a facilitar unas mascarillas caseras para que no tengas excusas de exfoliar tu piel desde la comodidad de tu hogar.

Exfoliantes caseros

  1. Mezclar varias cucharadas de aceite de oliva con sal (no está indicado para pieles sensibles, dado que la sal podría dañarla).
  2. Azúcar mezclado con crema de manos.
  3. Una cucharadita de miel, más otra de zumo de limón y mezclarlas con una o dos almendras trituradas.
  4. Mezclar arcilla verde con agua hasta crear una pasta homogénea.
  5. Mezclar café con una crema hidratante.
  6. Mezclar 3 o 4 cucharas de azúcar moreno con 3 o 4 cucharadas de aceite de coco.
  7. Bicarbonato de sodio mezclado con agua, hasta crear una pasta homogénea y espesa.
  8. Harina de avena con agua, mezclar hasta lograr una textura o pasta espesa.
  9. Un plátano, más media cucharadita de extracto de vainilla y tres cucharadas de azúcar.
  10. Sal del Himalaya con una cucharada de aceite de oliva.

Beneficios de exfoliar la piel

  1. Elimina las células muertas. Permite que la epidermis quede limpia, tonificada
  2. Anti envejecimiento. Activa la circulación y favorece una mejor oxigenación de la epidermis.
  3. Renueva tu piel. Una exfoliación semanal de todo el cuerpo estimula el sistema linfático y la liberación de toxinas a través de los poros de la piel.
  4. Te hará lucir mejor.  Devuelve a la piel un aspecto más uniforme y un tacto suave.
  5. Aliada en la depilación. Es imprescindible utilizar exfoliantes corporales para evitar la formación de vellos enquistados por la depilación.
  6. Prepara tu piel. Cualquier producto de belleza actúa mejor sobre una piel limpia de células muertas; hazte un par de peelings a la semana si usas tratamientos anticelulíticos o reductores, así como cremas autobronceadoras y notarás la diferencia.
  7. Realza el bronceado.  Si estás bronceada, los exfoliantes corporales harán que tu color se vea más intenso y uniforme, sin manchas ni zonas oscuras.
Publicidad