La mujer que se vio obligada a abortar para luchar contra el cáncer

charlotte_smith_die_crop1523550677569.jpg_1834093470
Charlotte Smith tuvo que sacrificar la vida de su bebé para luchar por la suya.

Charlotte Smith, una joven mujer de 21 años esperaba a su bebé con ansias pero durante la semana número 11 del embarazo, comenzó a sentirse mal.

“Tenía un dolor de espalda insoportable y estaba cansada. No podía comer. Vomitaba todo”, dijo la originaria de North Yorkshire a medios de comunicación.

Ante ello, los médicos decidieron hacerle un examen y los resultados fueron malas noticias: Charlote padecía leucemia linfoblástica aguda y, conforme su diagnóstico, llevar el periodo de gestación a término arriesgaría su propia vida.

De acuerdo a Mirror, la joven se vio obligada a abortar no sin antes pedir una ecografía de su bebé, quien se encontraba en perfecto estado de salud.

El día en que perdió a su bebé, ella comenzó con su tratamiento de quimioterapia. Charlotte tuvo un trasplante de médula ósea que resultó exitoso y logró vencer el cáncer.

Todo marchaba con normalidad y parecía estar estable. Pasó alrededor de un año en el que la vida de la joven marchaba bien, hasta que uno de sus amigos publicó a través de Facebook una espantosa noticia: Charlotte había fallecido.

“Bueno, nunca pensé que tendría que escribir esto. Muchos de ustedes pueden haber visto la publicación de Charlotte sobre su ingreso al hospital, lamentablemente ella falleció”, publicó la usuaria de redes sociales Jordanna.

De acuerdo a los familiares de Charlotte, la mujer de 23 años había vencido al cáncer pero su sistema inmunológico era muy bajo, así que tuvo una infección neumocócica que le fue imposible superar.

Durante los últimos dos años, ella se había dedicado a compartir su historia en un intento por crear conciencia para que más mujeres se realicen estudios preventivos. E incluso hizo una campaña que, hasta la fecha, sigue funcionando.

Una historia realmente triste, ya que abortó a su bebé por salvar su vida pero, al final de cuentas, ella también falleció.

 
Publicidad