Es latina, se acaba de convertir en princesa y dicen que es más bella que Meghan Markle

sin_txtulo-1_crop1531327461620.jpg_1834093470
Se llama Alessandra de Osma y le han puesto el sobre nombre de la princesa de los Andes.

En las últimas fechas hemos sido testigos de varias historias de amor que parecen salidas de un cuento de hadas. Claro no sólo nos referimos a la de Meghan Markle y el príncipe Harry, sino también a la de una bella modelo latina que acaba de convertirse en princesa alemana, algo así como Blanca Nieves.


Alessandra de Osma, o Sassa. FOTO: EFE

Alessandra de Osma, o Sassa como la llaman sus amigos y familiares, es licenciada en Derecho por la Universidad de Lima, pero decidió seguir los pasos de su madre, la reconocida modelo Elizabeth Foy y con tan sólo 16 años trabajó para la agencia de modelaje Ford de Nueva york.

Sassa es conocida en Perú como ‘la princesa de los Andes’ por su linaje andino. Además, su trabajo como modelo la ha llevado a desfilar para marcas como Missoni o Botegga Veneta. También es embajadora de la firma española de joyería Suárez y tiene una maestría en Dirección de Empresas de Moda.

Si esto sonaba sorprendente, déjame decirte que Sassa también es hija del empresario peruano Felipe de Osma, quien pertenece a la aristocracia limeña y es dueño de la empresa de seguridad Hermes.

Cómo inició su historia de amor

La princesa de los Andes tenía sólo 14 años cuando conoció al príncipe Christian de Hannover. En 2005 él visitó la capital peruana con su padre, Ernesto de Hannover y ahí se dio el encuentro.

Sassa y Christian fueron amigos durante algún tiempo, pero la relación se volvió más cercana hasta que formalizaron un noviazgo a distancia; pasaron siete años así hasta el 2013, cuando decidieron vivir juntos en Madrid. Un año más tarde hicieron oficial su compromiso y el príncipe la presentó en el castillo de Marienburg como su futura esposa.

La pareja se casó por el civil en a finales del 2017, en Londres. Posteriormente llevaron a cabo la ceremonia real en la Iglesia de San Pedro, en el centro histórico de Lima, Perú en marzo del 2018. Los príncipes tuvieron una boda de ensueño y para el gran día ella eligió un vestido del diseñador español Jorge Vázquez.

Desde entonces se convirtió oficialmente en una princesa de Hannover, tiene el título de su alteza real y duquesa de Brunswick-Lüneburg.

Publicidad