Los chakras

Según el hinduismo y algunas culturas asiáticas, los chakras son siete centros de energía (invisible e inmensurable) situados en el cuerpo humano. Chakra viene del sánscrito “rueda” o “círculo”.

Estos centros se extienden en forma de remolinos por el campo energético que rodea el cuerpo físico y está compuesto por capas sucesivas de energía que vibran a frecuencias cada vez más elevadas. Cada uno de los chakras tiene una parte frontal y una parte posterior, excepto el primero y el séptimo. Todos ellos están unidos por un canal energético que corre a lo largo de toda la espina dorsal.

Funciones principales de los chakras:

  • revitalizar cada cuerpo aural o energético y con ello el cuerpo físico;
  • provocar el desarrollo de distintos aspectos de la autoconciencia, pues cada chakra está relacionado con una función psicológica específica;
  • transmitir energía entre los niveles aurales ya que cada capa progresiva existe en octavas de frecuencia siempre crecientes.

Su tarea es la recepción, acumulación, transformación y distribución del prana (‘aire’ dentro del cuerpo, que en Occidente no se considera un gas sino una forma de energía invisible e inmensurable).

Cuando el funcionamiento de los chakras es normal, cada uno de ellos estará abierto, girando en el sentido de las manecillas del reloj para metabolizar las energías particulares que necesita del campo de energía universal (energía que también se ha llamado chi, prana u orgón). Cuando el chakra gira en sentido contrario a las agujas del reloj, la corriente fluye del centro hacia fuera, con lo que interfiere el metabolismo. Por tanto, se dice que el chakra está cerrado o bloqueado a las energías que llegan. Cada uno se representa con flores de loto con distinta cantidad de pétalos y colores.

Los 7 Chakras Principales son:

1 – Chakra Coccígeo o Base (Muladhara), sostén de la raíz:

Se encuentra en el Coxis y se relaciona con las glándulas sexuales. Se representa como un loto de cuatro pétalos en cuyo interior hay un cuadrado amarillo. Su mantra es S, su sílaba es LAM, su color es el rojo y  el planeta regente es Saturno. Representa los Cimientos de nuestro Proceso Espiritual. En él se encuentran los Nadis (Ida y Pingalá), cuya unión conforma un triángulo invertido. Al iniciar con el trabajo de Transmutación de las energías creadoras, dicha energía asciende por el canal central (Shushumma), esta energía es la que se conoce con el nombre de Kundalini. Está representado por un rectángulo que simboliza la emanación de los cuatro elementos (tierra, agua, fuego, aire) Este chakra otorga el dominio sobre el mundo físico.

2 – Chakra Prostático o Uterino (Svadhisthana), su propio lugar de estar:

Está relacionado con el hueso Sacro, regula el aparato reproductor masculino y femenino, la vejiga y la uretra. Se representa por un loto de seis pétalos con un círculo y una media luna de color blanco azulado. Su mantra es M, su sílaba es VAM, su color es el blanco y el planeta regente es Júpiter. Regula todo lo concerniente a las sensaciones, sexualidad y procreación. Es el centro de la creatividad en todos los niveles.

3 – Chakra Umbilical (Manipura), joya-ciudad:

Se ubica a la altura del ombligo, en el plexo Solar. Se representa por un loto de diez pétalos con triángulo rojo invertido. Su mantra es U, su sílaba es RAM, su color es el anaranjado y el planeta regente es Marte. Es el centro del poder y la voluntad, estimula la digestión ya que rige los órganos que componen el aparato digestivo.

4 – Chakra Cardíaco (Anahata), no herido-no golpeado:

Ubicado en el plexo cardíaco, Cardías, se corresponde con el Timo. Está representado por un loto de diez o doce pétalos, con estrella de seis puntas color verde oscuro. Su mantra es O, su sílaba es YAM, su color es el azul y el planeta es Venus. Es el vínculo activo entre el alma y el corazón, estimula el Auto-conocimiento. Regula el sistema circulatorio (corazón y vasos sanguíneos) Este chakra despierta la capacidad de irradiar alegría y la capacidad de curación a través de la imposición de las manos.

5 – Chakra Laríngeo, dentro de la nariz (Vishuddha), muy puro:

Ubicado en la base del cuello, corresponde a la glándula Tiroides. Está representado por un loto de dieciséis pétalos, con un círculo y una media luna. Su mantra es E, su sílaba es HAM, su color es el verde y su planeta es Mercurio. Estimula la capacidad de recibir comunicación de los planos superiores de conciencia. Controla el sistema respiratorio y sus órganos.

6 – Chakra Frontal (Ajna):

Ubicado en el entrecejo, corresponde a la glándula Hipófisis. Está representado por un loto de dos pétalos (relacionados con los Nadis Ida y Pingalá) con un círculo blanco. Su mantra es I, su color es el amarillo, está regido por el Sol y la Luna. Es el centro de la visión interior y la clarividencia.

7 – Chakra Coronal (Sahasrara), mil rayos de una rueda:

Localizado en la coronilla, corresponde a la glándula Pireneal, es el Loto de los mil pétalos. Es el conocimiento intuitivo de la Conciencia, su mantra es OM, su color es el índigo y es el último centro de transformación de la energía. Es el centro que puede recibir la Voluntad Divina y la Luz Interior. Estimula la sed de Sabiduría para aprender de los niveles superiores.



Publicidad