Manos perfectas en invierno

Las manos son una de las partes de nuestro cuerpo que más sufren en invierno, nosotros te daremos unos fáciles y agradables tips para cuidarlas.

El frío es un factor mortal para toda nuestra piel, la de las manos y rostro sufre especialmente, ya que es la que queda más expuesta. Las manos en especial las dejamos muy abandonadas, craso error, pues a pesar de tener una piel gruesa, son sometidas a extremas temperaturas, detergentes y descuidos.

Con estos sencillos consejos podrás cuidar de esta parte tan importante de tu cuerpo.

  • Hidratación constante: Para renovar la flexibilidad de la piel, utiliza un jabón de leche, libre de sulfato en su lugar. Asegúrate de mantener una hidratación constante con una loción rica en vaselina.
  • Hacer las cutículas más suaves: Para emparejar las cutículas, déjalas remojando un par de minutos en agua tibia y luego empújalas suavemente hacia atrás con un palito de naranjo, una vez a la semana, una buena idea es agregar aromas al agua, para que te queden las manos suaves, hidratadas y olorositas.
  • Aumentar la fuerza de uñas: Toma un descanso de los esmaltes de uña por lo menos una semana al mes.  Así, si descansan tus uñas de vez en cuando, puedes restaurar la humedad y mantener tus uñas sanas. Otra opción es aplicarte esmaltes que tengan calcio y fortalecedores, que además funcionan como primeras capas o simples brillos.
  • Empareja tu tono de pie: Debes aplicarte protector solar diariamente. Si ya puedes ver los daños, cada dos días aplica un producto exfoliante con ácido glicólico para tener manos suaves y sin defectos a ninguna hora.

Si eres de esas que a pesar de tener mala circulación sanguínea y vivir con las manos rojas o moradas en invierno, jamás usas guantes, es mejor que vayas olvidándote de ese mal hábito. Cuidar de tus manos más que una obligación, es una necesidad. Si no te gusta sentir las manos apretadas, existen guantes sin dedos para que se te facilite escribir, comer y encontrar las cosas en tu bolso.

Publicidad