Tu cara como nueva: Láser de rejuvenecimiento

El láser se utiliza para estimular la piel de manera puntual y controlada para lograr un objetivo básico: aumentar la producción de colágeno y así evitar, y en cierta forma revertir, el envejecimiento.

Con la aplicación de varias sesiones de láser se logra reducir las arrugas, reafirmar la piel, e incluso, eliminar manchas, marcas o pequeñas cicatrices que haya dejado el paso del tiempo.

Para este tipo de tratamiento se utilizan dos tipos de láser:

  1. Los llamados ablativos, que son más intensos, queman la piel controladamente y dejan costra.
  2. Y los no ablativos, que si bien necesitan más sesiones que los ablativos, no queman la piel, pero consiguen un calentamiento profundo de ésta y eso conlleva a la nueva formación de colágeno.
  • Láser de rejuvenecimiento ablativo

Este tipo de láser es más bien agresivo, y lo que hace es quemar la primera capa de la piel. Produce una destrucción del tejido por calentamiento, y la persona necesitará un post procedimiento de aproximadamente una semana, durante la cual tendrá una costra en toda su cara, que se va cayendo más o menos al quinto o sexto día.

El doctor Claudio Briceño, médico cirujano asegura que: “El láser ablativo tiene indicación para las arrugas, las manchas, para el fotodaño en general”, por lo tanto se usa para tratamientos en zonas completas, no sólo detalles. O sea, para toda la cara, cuello escote, y no sólo para sacar manchas aisladas.

  • Láser de rejuvenecimiento no ablativo

El láser no ablativo consigue un calentamiento profundo de la piel, que conlleva a la formación de colágeno, y por ende se logra que la piel se vea más densa, y más joven. Según cuenta el doctor Briceño, “la piel se ve más rellena, luce más lozana y puedes lograr cierta tensión también en ella, que antes no existía”.

¿Cuántas sesiones se necesitan?

  • Los tratamientos con láser no ablativo requieren de 3 o más sesiones, que habitualmente se hacen cada tres a cuatro semanas, aunque eso depende tanto del paciente como del tipo de láser que se esté utilizando.
  • Se puede realizar a cualquier hora y en cualquier época del año e incluso se puede realizar durante la hora de almuerzo y luego volver a la universidad o a la oficina.

Recomendaciones

  • No se pueden utilizar en caso de haber tomado ciertos medicamentos para el acné en los últimos doce meses.
  • No está indicado en pacientes que padecen de enfermedades vasculíticas activas, lupus o esclerodermia.
  • Los procedimientos con láser no se recomiendan en pacientes con tendencia a sufrir de queloides y en diabéticos.
Publicidad