Un incentivo económico te ayuda a perder peso

Adelgazar es fácil si te lo propones, la frase “come menos y ejercita más” puede ser cierta, pero difícil de seguir en el mundo real, donde la comida está disponible las 24 horas los siete días de la semana, a bajo costo y en apetitosas y grandes porciones, muy tentadoras cuando no tenemos tiempo para preparar algo en casa.   Un estudio reciente descubrió que un incentivo económico te ayuda a perder peso, te explicamos por qué y, lo más importante, cómo hacerlo.

Nos llenamos de muchas tareas diariamente, y siempre dejamos al final la lista el deporte o la actividad física. Ésta es la receta perfecta para ganar peso y aunque sabemos lo que se debe hacer para adelgazar no somos capaces de continuar con el plan por mucho tiempo.
Un estudio de la Asociación Norteamericana de Medicina ha revelado un factor que apoya la motivación para perder peso, al menos en el corto plazo: El dinero.

A tres grupos distintos se les asignó la tarea de perder ocho kilos en 16 semanas, a razón de medio kilo por semana, que es alcanzable con un esfuerzo moderado y una alimentación y nutrición balanceada.

Un grupo que no tuvo incentivo monetario y perdió un promedio de dos kilos en 16 semanas. Los otros dos grupos que tuvieron estímulo financiero perdieron tres veces más peso: entre seis y medio y siete kilos.

Ahora viene la gran pregunta: ¿Podrían mantener su baja de peso en el largo plazo? Si bien los grupos que recibieron dinero de premio recobraron algunos de los kilos perdidos después de la prueba, se mantuvieron bajo el peso que tenían al comenzar.

Muchas dietas para bajar de peso no están pensadas para el mundo real, y mientras eso continúe ocurriendo seguirán sin  funcionar. Crear nuestro tu premio en dinero te ayudará a mantener el hábito saludable. Aquí algunas sugerencias:

  • Fija algunos objetivos razonables que serán recompensados con mil, dos mil pesos o el monto que escojas de acuerdo a tus metas, las que pueden ser dar una caminata de 30 minutos, comer cinco frutas o verduras diarias, o tomar sólo bebidas bajas en calorías.
  • Una vez alcanzada la meta de pérdida de peso (por ejemplo cuando bajes cinco kilos) date permiso para una compra especial – manicure, masaje, cosméticos, zapatos nuevos o lo que más te guste- para ayudar a mantener la baja de peso durante el tiempo.
Publicidad