10 señales de que él está enamorado


10 señales que el está enamorado
10. Te has olvidado de tu ex
Las mayoría de las veces, una ruptura es seguida por una cantidad significativa de tiempo gastado pensando en tu ex y preguntándote si tomaste o no la decisión correcta al ir por caminos separados. Dependiendo de cuán largo fue el tiempo juntos, estas dudas pueden venir una y otra vez.

Desde que encontraste a esta nueva chica, sin embargo, el pensamiento de volver con tu ex es la cosa más lejana de tu mente. En realidad, apenas recuerdas lo que encontraste tan genial en ella al principio.

9. No puedes parar de pensar en ella

En vez de eso, estás consumido de pensamientos sobre ella. Ella acaba de entrar en tu cabeza sin motivo aparente, y te preguntas si ella piensa en ti la mitad de lo que tú piensas en ella. Te preguntas cómo está e incluso consideras llamarla (pero te contienes de hacerlo por el temor de parecer super entusiasmado). Pero se pone peor. Sales con tus amigos y ves algo en una vitrina y piensas en cuánto ella querría ese artículo particular, o adviertes un cartel de una exposición que ella adoraría, pero que normalmente ni habrías mirado dos veces. Si ella es la última cosa en tu mente antes de dormirte y la primera cosa en tu mente cuando despiertas —y has soñado con ella en un par de ocasiones— entonces, no debes realmente leer si estás enamorado (pero debes hacerlo de todos modos, para estar seguro).

8. Te preocupas por ella

Hay una razón por la que tú no quieres saber demasiado acerca de la chica con la que estuviste  una noche: no la amas. Cuándo estás enamorado de una mujer, quieres saber todo acerca de ella: quién es, lo que piensa, lo que la hace reir. Sinceramente te interesas en ella y en sus sentimientos. Si amas sinceramente a una mujer, te sientes mal si ella tuvo un mal día o está preocupada acerca de algo. No tratas de alegrarla porque tienes que hacerlo, sino porque no lo puedes evitar.

7. Encuentras encantadoras sus rarezas

El hecho de que ella lleve su pasaporte consigo a todas partes —por si acaso— y que, cuando  come, no pueda evitar construir la mezcla perfecta de ingredientes, te llena de un sentimiento inexplicable de la felicidad. Ella hace y dice cosas que la hacen diferente, y a ti te gusta eso. Nosabes exactamente por qué, pero no importa. La quieres tal como es.

6. Tienen una gran química

No puedes estar enamorado de alguien si no tienes ninguna química con ella. Si parece que siempre están en la misma longitud de onda, y piensan de manera semejante, eso es un gran signo. Si también engendran suficiente calor como para activar una alarma de incendios, entonces ella es probablemente alguien de quien podrías enamorarte, si es que no lo estás ya.

5. No notas a otras mujeres

¿Viste a esa magnífica rubia que pasó? ¿Qué dices? ¡No! Aunque no puedas dejar de advertir a una hermosa mujer cuando pasa por tu lado, cuando estás enamorado, algunas de ellas tienden a resbalar bajo el radar, mientras otras palidecen con respecto a ella. Además, no pareces estar coqueteando tanto como solías. Te das cuenta lentamente de que ella es a menudo la única mujer en el cuarto que importa, y por alguna razón te sientes bien.

4. Te encanta pasar tiempo con ella

Esto es bastante obvio pero es importante, sin embargo. Esperas verla, y no te importa mucho lo que hagan. Ultimamente, pasear con ella es justo la mejor manera en que podrías pasar una tarde. Además, cuando no están juntos, la echas de menos y deseas que pasen el tiempo juntos.

3. No tienes inconveniente en ceder

Hubo un tiempo en que manejabas tu vida a tu manera, pero con ella es diferente. No es que ella te lo pida, pero no tienes inconveniente en perder una noche con amigos para estar con ella. Y te encuentras tratando de integrarla en tus planes o alterándolos para acomodarla. Tampoco opones resistencia cuando ella quiere ir a ver Shakespeare en el Parque. Aunque tus amigos encuentren esto muy divertido, tú sabes que, muy al fondo, ellos desearían haber encontrado un amor como el tuyo.

2. Otras prioridades toman lugar

Solías entrenar religiosamente, pero últimamente, si ella está libre para cenar, no tienes inconveniente en perder un entrenamiento. No sólo eso, sino que tu tendencia a ser adicto al trabajo los fines de semana para adelantar te parece un poco excesivo últimamente. Tu importante lista de quehaceres parece bastante estancada estos días, porque estar con ella siempre logra desplazar tus otros planes y tus obligaciones han caído en desuso. ¿Qué pasó con lo que tenías que hacer a las cuatro en punto?

1. Comienzas a pensar en el futuro y ella está en él

Pasaba que el futuro con una mujer significaba su cita el sábado por la noche, pero con esta mujer, el futuro parece infinito. No sólo haces planes para verla este fin de semana, sino que quieres verla todo el año también. Al planear tus próximas vacaciones, ya sabes que quieres pasarlas con ella, y no con una conejita aleatoria de playa que encuentres mientras estás allí. Y cuando te invitan a una boda que sucederá en tres meses más, le pides que sea tu acompañante sin pensar que está demasiado lejos para saber si todavía estarán juntos.

Ella es la única

Si actualmente estás con una mujer que hace que actúes de cualquiera de las maneras mencionados arriba, entonces, mi amigo, te estás enamorando de ella. Es tiempo de disfrutar del paseo.