La crema adecuada para tu rostro


Mantener una cara joven y saludable no depende de la edad, sino de los cuidados que le des a diario. Hay que saber elegir la crema adecuada para tu rostro según el tipo de piel que poseas, esto es clave porque, según estas características, elegirás todos los productos para limpiarla e hidratarla. Los tipos de piel se clasifican según la cantidad de grasa que genera y son de tres tipos: graso, seco y mixto. Los primeros se caracterizan por tener poros dilatados, muy brillantes y con dificultades para fijar el maquillaje, pues se corre.

La piel seca es aquella a la que le falta grasa, por lo que luce opaca y áspera, con los poros tapados casi por completo. Por ltimo, la tercera clasificación de la piel corresponde al cutis mixto, donde se presenta la famosa zona T. Este sector – conformado por el mentón, la nariz y la frente- es más grasoso que las mejillas y los pómulos; que tienden a ser más resecos, aunque no de manera tan extrema. Las tres clasificaciones pueden ser sensibles, es decir, reaccionan con inflamación frente a situaciones emocionales, ambientales o cremas.

Si ya detectaste qué tipo de piel conforma tu rostro, debes elegir las cremas adecuadas que mantengan tu piel perfecta. Para la piel grasa, la más adecuada es aquella a base de agua y preferentemente gel, además entre sus componentes esenciales debe contener vitamina B5, C y E, éstas ayudan a regular las grasas y aceites del cuerpo, evitar el envejecimiento de las células, entre otros beneficios. Debido a la tendencia a desarrollar puntos negros y acné, es ideal usar productos astringentes, como gel de aloe.

Si tu piel es seca, la crema adecuada para nutrirla y mantenerla debe ser hecha en base a retinol o vitamina A y ácido glicólico. Puedes aplicar aceites naturales de almendra, palta u oliva, ya que retardan la tendencia natural de este tipo de piel al envejecimiento prematuro; además, recuerda aplicar las cremas hidratantes después de la ducha idealmente con la piel húmeda todavía. Respecto a la mejor crema para la piel mixta, ésta debe contener vitamina A, C y E por sus propiedades antioxidantes, cicatrizantes y que evitan el envejecimiento prematuro.

Existe un cuidado especial que debes tener para mantener siempre saludable la piel del rostro. Limpia dos veces al día la cara: en la mañana y en la noche; también recuerda exfoliarla a lo menos una vez por semana. La piel del contorno de los ojos requiere inclusive una forma de aplicación especial, el modo correcto de hacerlo es con el dedo anular desde la nariz hacia la sien. La boca requiere que pases un algodón humedecido con agua tibia para humectarlos antes de la exfoliación y que utilices bálsamo labial antes de maquillarlos.