Plasma Rico en Plaquetas: verse joven como las estrellas


El Plasma Rico en Plaquetas es una técnica de “rejuvenecimiento cutáneo” que está haciendo furor actualmente, en especial desde que supimos que la increíble Katherine Fulop es una de sus más grandes fanáticas (a sus 40 años parece tener la piel de una quinceañera). Pero ¿en qué consiste esta técnica? Y más importante aún ¿cuánto cuesta? Belleza y Alma te da las respuestas.

La técnica del Plasma Rico en Plaquetas (PRP) es uno de los llamados tratamientos de rejuvenecimiento no invasivos –o sea, un tratamiento estético que deja a las pacientes luciendo más jóvenes, pero sin necesidad de realizar cirugías-, que están tan en boga, como el Botox® o el Ácido Hialurónico.

Con el PRP se puede tratar toda la zona del rostro, cuello, escote y hasta el dorso de manos, y consiste, en palabras simples, en la extracción de sangre del paciente – aproximadamente entre 30 a 50 ml, pero depende de cuantas áreas se tratarán-, para luego centrifugarla y separar los glóbulos rojos del plasma. Una vez que ya está la sustancia que se necesita -plasma rico en factores de crecimiento autógenos, que es un concentrado de plaquetas de la propia persona-, se “activa” y se inyecta con múltiples punciones en las áreas a tratar.

Para este procedimiento se utiliza anestesia tópica previa postura del plasma. Dado que éste es un tratamiento ambulatorio, generalmente  no toma más de 1 hora, luego de la cual el paciente puede regresar sin problemas a su casa.

Ahora ¿por qué las plaquetas? La dra. Zuly Zambrano, especialista en Estética y Obesidad, explica que “estas plaquetas tienen factores de crecimiento en su interior, factores de reparación que, por ejemplo, se liberan naturalmente cuando nos hacemos un corte. Entonces, al inyectar en la piel los factores de crecimiento, lo que se lograr es reparar el tejido aumentando la producción de colageno, elastina y de ácido hialurónico”.  Según cuenta el doctor Briceño, con la utilización del PRP se logra que la piel vuelva a producir estos componentes de nuestra piel de manera natural y en mayor cantidad.

El resultado: Se logra que la piel quede “rejuvenecida”, se verá más tersa y luminosa. El efecto del tratamiento de Plasma Rico en Plaquetas es de una piel joven, pero de forma más integral y natural. La gracia es que se está inyectando factores de crecimiento que son propios del paciente, por lo tanto es prácticamente imposible que se den reacciones alérgicas o de rechazo por parte del cuerpo.

Para llevar a cabo este tratamiento, la especialista de Dermapiel recomienda tres sesiones. Luego de realizar la primera, se esperan 45 días para llevar a cabo la segunda, para la última se debe esperar alrededor de dos o tres meses. De acuerdo a Zuly Zambrano, es bueno combinar el PRP con otro tipo de tratamiento rejuvenecedor no invasivo,  y recomienda la radiofrecuencia o algún otro tipo de láser no ablativo.

Contraindicaciones y consecuencias

Antes de hacer el procedimiento se realiza una evaluación de la piel del paciente y siempre es recomendable verificar las posibilidades del tratamiento con el doctor.

Este tratamiento esta contraindicado si en la evaluación se pesquisa algún proceso inflamatorio o infeccioso en la zona a tratar. Hay casos, también, en que por seguridad no se trata a embarazadas y mujeres en periodo de lactancia, pero eso depende del criterio médico.

En cuanto a las posibles consecuencias del tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas, debes saber que son casi nulos. Dado que, tal como explicamos antes, lo que se inyecta tiene su origen en el mismo paciente, no hay problemas de alergias ni de reacciones adversas. Hay casos en que pueden presentarse pequeños hematomas, que se producen como consecuencias de la punción, pero son leves, puntiformes y de rápida desaparición. Nada que un poco de base no pueda disimular.

Cuidados posteriores y resultados

En general los resultados son visibles incluso después de la primera sesión, mas eso varía de acuerdo al paciente.

Luego del procedimiento, el doctor Briceño recomienda la utilización continua de cremas con factor solar, y hay veces en que se dejan cremas específicas, pero eso depende del médico tratante.

Habitualmente las personas que recurren al Plasma Rico en Plaquetas son mujeres que quieren recobrar la piel que tenían cuando eran más jóvenes. Sin embargo, no necesariamente es un procedimiento para pieles envejecidas.

De hecho, la idea del PRP es mejorar la calidad de la piel, por lo que está recomendado a aquellas personas que, por diversos motivos, sufren y están expuestas a altos niveles de fotodaño (ya sea por exposición al sol o a los contaminantes presentes en el ambiente). El fotodaño se refiere al deterioro que se produce en la piel por la exposición a radiación ultravioleta, que se traduce en arrugas, manchas o pérdidas de color y flacidez de la piel, y otros menos evidentes, como los cambios en la textura, tono, brillo y luminosidad. Dado esto, el Plasma Rico en Plaquetas se puede aplicar como tratamiento preventivo de una piel joven, así como restitutivo en una piel envejecida.

Ahora ¿cuánto cuesta un procedimiento de PRP? El precio de la sesión está en 160.000 pesos, y tienes que considerar que se recomiendan alrededor de 3 sesiones.

Además mencionando a Belleza y Alma puedes acceder a una limpieza facial profunda por $8.990 en Derma Piel.