Todo sobre el pelo seco


Si notas que hace algún tiempo tu pelo luce sin brillo y áspero, es probable que se haya resecado, por lo que es fundamental que conozcas todo sobre el pelo seco, desde qué es hasta como tratarlo o evitar que tu cabellera llegue a este nivel de maltrato.  Primero que todo, aclaremos que el pelo reseco se produce por distintos factores, tanto internos como externos.  Muchas veces es causado por el uso de shampoos demasiado fuertes, tintes, permanentes o por sobreexposición a elementos ambientales –como el sol-, o bien, porque tu cuero cabelludo presenta alguna alteración producto de causas psicológicas, biológicas e inclusive por una mala alimentación, que muestra una clara deficiencia de vitamina B principalmente.

Para aclarar las dudas que puedan surgir hablamos con María Esther Lepe, esteticista de Casa Pichara, quien además de  explicarnos todo sobre el cabello reseco, nos dio varios consejos para cuidar el pelo y mantenerlo vital. Si te preguntas cómo puedes reconocer cuándo tu cabello está seco debes poner atención a cuatro síntomas básicos: puntas partidas, pelo sin vida, falta de brillo y si, después de peinarte, quedan pequeñas partículas blancas o amarillas en las celdas del cepillo.

La especialista explica que a pesar de que el cuero cabelludo se sienta suave, el proceso por el que el pelo se reseca consiste en que “se van cortando los nutrientes naturales que salen del cuero cabelludo, los aceites naturales, que siempre están lubricados hasta la mitad del cabello joven. Después, ya está muerto, por lo que resulta extremadamente difícil que estos aceites lleguen a las puntas”.  Agrega que “cuando el pelo es muy largo también es muy seco y poroso, sobretodo el crespo, es muy áspero y se nota al tacto”.

Sin duda, lo primero que debes hacer es revisar si tu cabello seco es producto del uso de un shampoo demasiado fuerte, si esto es así, cámbialo por uno más delicado, de preferencia con extractos naturales y fortalecido con vitamina B.  Además, es importante que complementes con un tratamiento que incluya una crema, ya que ambos aportarán la hidratación y la nutrición que tu pelo pide a gritos.

En este sentido, para hablar de hidratación es sumamente importante que tengas claro que, al igual que el resto de tu piel, tu pelo también necesita  que a diario apliques algún elemento que le ayude a mantenerse hidratado, señala la especialista.  De hecho, especifica, hay veces en que la supuesta caspa no es tal, sino que es el cuero cabelludo reseco que al pasarse las manos se “descascara”, inclusive si te aplicas algún shampoo concentrado.

Algunos tratamientos:


María Esther Lepe señala que hay varios buenos productos que puedes usar y que encuentras en cualquier tienda Pichara.

1. Aguas o tónicos hidratantes: Mientras te peinas puedes aplicar algunos elementos que te ayudarán a mantener la hidratación de tu pelo sin que  se vea  o se sienta pesado.  Son de uso diario y de fácil aplicación. Por lo general, traen una válvula larga que permite su aplicación directa al cuero cabelludo sin alterar el peinado que lleves.  Debes aplicarlo sobre cuatro puntos del cuero cabelludo y desde ahí se irá esparciendo solo para el resto del pelo.

2. Shampoo de energía Elgón: Si estás acostumbrada a lavar tu pelo a diario, éste de seguro te beneficiará.  Está indicado principalmente para los cabellos cansados y agotados porque su fórmula tiene extracto de guaraná y ácido láctico que favorecen el recambio celular, rehidratando y fortaleciendo los cabellos debilitados.   Es un tratamiento especialmente indicado para quienes tienen un grado normal de deshidratación ya sea por las tinturas o por cualquier otro factor, señala la especialista.

3. Línea Refibra: Si notas que tu cabello llegó a un extremo y crees que el único camino es cortarlo, antes de eso intenta con la línea Refibra de Elgón.  Esta línea está compuesta por shampoo, crema y ampollas reestructurantes capilares.  Al usar el primero ya notarás la diferencia, pero es necesario que lo utilices día por medio,  y cuando no te laves el pelo, usa la crema; finalmente, alrededor de dos veces a la semana, usa las ampollas que no requieren enjuague.

No olvides que es de gran importancia el que NO laves tu pelo a diario, sobre todo si está reseco, porque a pesar de usar elementos que lo hidratan perderá sus nutrientes propios, con lo que será más difícil que vuelva a estar lleno de vida.