Uso y beneficios del ácido hialurónico


Como el Bótox®, el ácido hialurónico se utiliza comúnmente en tratamientos estéticos de rejuvenecimiento facial, pero no son lo mismo, de hecho, su uso específico es completamente distinto. Para saber más acerca del ácido hialurónico, Belleza y Alma ha preparado el siguiente artículo.

Lo primero que debemos aclarar es que el ácido hialurónico no se utiliza igual que el Bótox®. Es verdad que ambos sirven para “tratar las arrugas”, en especial las de la cara, pero cada una de estas sustancias tiene un uso específico. En el caso del ácido hialurónico, el uso es casi exclusivamente de los ojos hacia abajo. ¿A qué se refiere esto? Aunque se puede inyectar en las arrugas de la frente, no tiene el efecto deseado a largo plazo, en cambio, es óptimo para rellenar los surcos nasogenianos, lineas mentonianas, labios y pomulos.

Una vez aclarado eso, te explicamos qué es: el ácido hialurónico es una sustancia producida naturalmente por nuestro cuerpo, que forma parte del sostén de nuestra piel. Dada su función, esta sustancia se utiliza como “relleno” en la cara, ya que una vez inyectado, atenúa los surcos y arrugas más notorios de nuestro rostro y también devuelve al volumen natural y juvenil a ciertas áreas que con el tiempo se van atrofiando. Si bien existen varios tipos de sustancias de relleno, ésta es la más conocida.

¿Es seguro el ácido hialurónico? Sí, mucho. Zuly Zambrano, especialista en Estética y Obesidad, de Dermapiel comenta que es una de sus opciones preferidas en cuanto a rellenos, ya que es reabsorbible por la piel, además, señala que “según el sitio donde lo pongas y el tipo que ocupes, puede durar incluso un año o algo mas”.

Además, el acido hialurónico no produce problemas de alergias ni reacciones a cuerpos extraños, ya que en general, al ser una sustancia que se encuentra naturalmente en el cuerpo, no hay reacciones de rechazo.

Resultado: el efecto del relleno es inmediato, o sea que la paciente llega con su surco y se va sin el surco, así de simple. En el caso de la especialista en Estetica de Dermapiel, se le indica a la paciente volver a los cuatro días para retocar y ver bien los resultados, de manera de asegurarse que la inflamación que se produce con los pinchazos no haya creado la ilusión de relleno. “A veces se puede perder la noción, y entre seguir inyectando o esperar que se desinflame, yo prefiero esperar” señala el médico.

Contraindicaciones y consecuencias

Hay casos en que puede haber una alergia al ácido hialurónico, pero de acuerdo al médico cirujano, “los casos descritos son muy pocos y se acercan al 0,1% de la población que se ha inyectado”.

La alergia podría presentarse por una reacción a la molécula que reticula el ácido. El ácido hialurónico que se inyecta viene reticulado, o sea, hay una molécula que hace que se entrelacen las moléculas de acido hialurónico, que lo hace mas viscoso y resistente a la degradación propia del organismo, entonces logra durar ocho meses, diez meses o más.

En todo caso, la especialista Zambrano apunta que “si llegase a haber alguna reacción, ésta va a durar el tiempo que dure el componente en el organismo, y en el peor de lo casos, existe una enzima -la hialuronidasa – que se puede inyectar en el sitio donde está el ácido hialurónico para promover la degradación del mismo”.

En cuanto a las personas que generalmente no se trata con ácido hialurónico, te contamos que no son muchas, básicamente este tratamiento no se recomienda en personas que tengan infeccionas o lesiones inflamatorias en el área que se pretende inyectar. Además, es probable que no se trate a mujeres que están embarazadas o en periodo de lactancia.

Cuidados posteriores y resultados

Con respecto a los cuidados que hay que tener antes y después de la postura de ácido hialurónico, lo principal es que, una vez terminado el procedimiento, no hay que hacer ejercicio ni manipular mucho el área por algunas horas. La idea es que no haya mucha irrigación sanguínea ni movimiento en el área inyectada.

Como ya te contamos, los resultados son inmediatos, hay una reparación del surco (la arruga) y la zona tratada vuelve a quedar lisa, tal como si no hubiera habido nada.

Ahora, seguramente te has preguntado acerca de aquellas mujeres que recurren a este tipo de tratamientos, pero que no lucen tan bien como deberían, en especial en el caso de los labios. En esos casos no es porque haya habido una mala postura del ácido hialurónico, o una reacción alérgica, sino que, tal como cuenta la especialista de Dermapiel, son las pacientes quienes piden más. Si bien hay un médico que se encarga del procedimiento, es el o la paciente quien debe quedar contento con el trabajo.

“En mi caso, los labios no los hago en una sesión, lo hago por lo menos en 2 ó 3, y siempre parto con el perfilado, algunas pacientes quedan conformes con eso, pero si se quiere volumen, entonces se empieza a rellenar abajo, arriba, etc.”, explica. Eso sí, en el labio el ácido hialurónico tiende a durar un poco menos, por tratarse de un área muy irrigada y en constante movimiento.

¿Cuánto cuesta el procedimiento? Depende de las sesiones (la “postura”), pero es posible encontrarlo entre 200 y 300 mil pesos cada una.

Además, si dices que leíste este artículo en Belleza y Alma obtendrás una limpieza facial profunda por $8.990 en Derma Piel.