5 alimentos que debes evitar para bajar de peso

mujer en una balanza intenta bajar de peso

Si lo que buscas es bajar de peso sin complicarte mucho la vida, ni vivir contando las calorías que consumes, ni mucho menos suprimir absolutamente toda la comida que te gusta, podrías empezar por eliminar de tu dieta estos cinco alimentos y comenzarás a ver cambios positivos y permanentes en tu cuerpo.

Quizás algunos integrantes de esta pequeña lista te sorprendan, pero está comprobado que sus componentes contribuyen a la acumulación de grasa sobre todo en el área abdominal, creando esos molestos “rollitos” o “cauchitos” en tu estómago, así como una cintura más ancha.

Lo que no debes comer para bajar de peso

  1. Jugo concentrado: Cuántas veces no optamos por el envase de jugo concentrado en el supermercado por su inmediatez, facilidad y sus aparentes componentes “saludables”, pues tiene la etiqueta de “light”, sin  embargo el jugo concentrado es una de las peores cosas que puedes hacerle a tu cuerpo y no es por la fruta como tal, sino por todo el proceso por el cual es sometida dicha fruta para transformarse en esa bebida, la cual termina convirtiéndose en solo agua con azúcar.
  2. Margarina: La mayoría de las personas disfrutan de la margarina como acompañante en sus comidas, incluso lo utilizan para elaborar ciertos alimentos, no obstante este producto posee grandes cantidades de grasas trans e hidrogenadas que causan un gran daño en el organismo, ya que aumentan el colesterol malo y anula el colesterol bueno, creando un caos en el cuerpo. En este caso, es más recomendable utilizar la mantequilla como tal, pues es una grasa saturada que el mismo cuerpo puede quemar de forma natural.
  3. Pan integral: Sí, aunque no lo creas y te sorprenda, el pan integral está en nuestra lista, todos tendemos a preferir el pan integral antes que el blanco porque es aparentemente más sano, sin embargo como estamos tan seguros de ello, tomamos el primero que se nos atraviese en el supermercado y he ahí el error, hay ciertas marcas de pan integral que no usan el verdadero grano integral entero y el pan termina siendo uno regular con algo de color, es por ello que es fundamental revisar las etiquetas al comprar y tomar el que diga “100% granos enteros”. Lo mismo sucede con las harinas y pastas integrales, debes ver las etiquetas para asegurarte de su  composición integral real que sea beneficiosa para bajar de peso.
  4. Alimentos congelados: En medio de la rutina diaria, entre el trabajo y los deberes personales, a veces optamos por lo más rápido y esa es la comida congelada, creemos que no nos hará daño porque se trata en algunos casos de proteínas y las cocinamos de manera “saludable”, pero nada más alejado de la realidad, puesto que este tipo de alimentos poseen una gran cantidad de sal refinada, aceites hidrogenados e ingredientes artificiales para que se conserven en el tiempo y esto es fatal para nuestro cuerpo y la pérdida de peso.
  5. Endulzantes artificiales: Muy por el contrario de la creencia popular, los estudios han encontrado que los endulzantes artificiales como el aspartame pueden estimular el apetito, aumentar los antojos por carbohidratos, y contribuir al almacenamiento de grasa y aumento de peso. En uno de los más recientes estudios, se descubrió que la sacarina y el aspartame causan un mayor aumento de peso que el azúcar y esto no es lo que queremos.

La clave del éxito para la pérdida de peso permanente en este caso es determinar qué te hace daño, para poder así tomar los alimentos correctos, en combinaciones correctas y tiempos adecuados, evitando de esta manera el “efecto rebote” que tanto odiamos y es la consecuencia principal de esas dietas rápidas que suprimen la mayoría de los alimentos. Empieza eliminando esta lista de tus comidas diarias y verás resultados favorecedores al bajar de peso de manera progresiva.

Publicidad