¿Cuándo luchar para salvar nuestro matrimonio?

Con este artículo buscamos ayudarte a salvar tu matrimonio si aun sientes amor por tu pareja, evitar un divorcio cuando no se está seguro de que en realidad no lo quieres hacer. Resucitar esos momentos felices de tu matrimonio y dejar los malos atrás puede ser posible si sigues estos consejos.

Resultado de imagen para matrimonio

Haz un esfuerzo y averigua qué fue lo que salió mal.

No hay nada mejor que reconocer tus errores, para poder avanzar en la relación debes saber cuáles son los obstáculos, estamos claros que ninguna relación es perfecta, sigue estas sugerencias para analizar porque las cosas están saliendo mal entre ustedes.

  • Aumento de la incompatibilidad
  • Infidelidad
  • Falta de comunicación
  • Muerte de un ser querido
  • Dinero
  • Sexo

Determina si lo que salió mal es algo que se pueda arreglar.

Nadie puede tomar esta decisión tan importante por ti, pero ¿qué pasa cuando el barco realmente no tiene reparo y empieza a hundirse? Es muy raro que las personas cambien de un momento a otro, esto solo se da si esa persona lo decide por voluntad propia.

Comunícate con tu cónyuge.

Sabemos que dar este paso no es nada fácil, pero, quizás preguntándole a tu pareja como podrían mejorar la relación sea un poco de ayuda, para empezar con dicha conversación en conveniente no acusarlo de las cosas que están mal, respira hasta 3 antes de dar una mala respuesta, mantén la calma y compostura en todo momento.

Busca un consejero matrimonial (opcional).

Este tipo de personas están preparas profesionalmente para poder ayudarte a identificar aquellos problemas que salieron mal, ofreciéndote alternativas objetivas y no afectando las emociones de cada uno de los miembros. Este tipo de personas realmente puede salvar tu matrimonio.

¿Qué pasa si tu esposo realmente no quiere dar su brazo a torcer?

  • Pídele a tu pareja si está dispuesta a ver un consejero matrimonial.
  • Pregúntale a tu pareja si te quiere tanto o más que el día de su boda.
  • Pídele a tu pareja si está dispuesto a sacrificar cosas (y tú también) para hacer que la relación funcione.
Publicidad