¿Por qué deberías ser una chica mala?

chica mala

Está bien ser una buena persona y querer ayudar a todo el que te solicite tu ayuda, pero no está bien que permitas que los demás se aprovechen de tu bondad, entendemos que ser una persona empática es totalmente admirable, hoy nosotras te vamos a dar unos consejos para que las personas no se quieran pasar de lista y quieran luego lastimarte.

Razones por las que deberías de dejar de ser “la chica buena” y empezar a tener una actitud más neutral. ¡Confía en tu instinto!

Cuando eres una ‘chica buena’ pasa lo siguiente:

  1. Siempre estás ahí para quienes te necesitan, pero te responden de la peor manera

Has pasado horas escuchando sus problemas y ayudándoles en todo lo que te es posible. Sin embargo, cuando necesitas ser escuchada o algún tipo de apoyo emocional, te das cuenta de que esas personas están muy ocupadas con su vida y ni siquiera recuerdan tu existencia.

  1. Terminas lastimada porque esperas mucho de los demás

Recuerda que una de las claves para no decepcionarte en la vida es no esperar nada de los demás. El optimismo y la empatía son cualidades admirables, pero no permitas que sean razones para que la gente se aproveche de ti.

  1. Tus miedos infiltrados no deben frenarte

No permitas que el miedo a lo que la gente piense de ti te impida disfrutar de lo que realmente mereces. No pidas ayuda o consejos a los demás cuando notas que no tienen el más mínimo interés en ti. Deja de esperar y disculparte por no poder ser o actuar de determinado modo.

  1. Dices ‘sí’ cuando realmente quieres decir ‘no’

Cuando no tengas ganas de hacer algo, simplemente di que no y ya. Nadie tiene porqué juzgarte por ello. No, no quiero salir contigo. Deja de aceptar cosas que no quieres hacer, simplemente porque no sabes cómo decir “no” sin herir los sentimientos de alguien, tú eres la única prioridad.

Publicidad