La Kabbalah

La Kabbalah -también conocida como Cábala o Qabbaláh- es una corriente mística judía que a través de un método sencillo intenta completar la espiritualidad del ser humano explicando por qué existe el hombre, por qué nace, de donde viene y hacia dónde va. Es una corriente que se practica día a día con el fin de que las personas se conozcan a sí mismas, enfocando el estudio hacia su interior y a las relaciones con seres supremos.

Los kabbalistas creen en:

  • Dios es el Ser Supremo, Sin Fin, Infinito
  • Dios se manifiesta en diez potencias que formaron la primera creación del mundo y que a su vez produjo el segundo mundo; cada mundo generando al próximo.
  • Los seres humanos fueron creados por una potencia. El alma de cada ser humano existió antes de su concepción y regresa a Dios por medio de la transmigración.
  • Los practicantes de la Cábala pueden, según sus creencias, entrar en comunicación directa con poderes invisibles y ejercitar poder sobre los demonios, la naturaleza, las enfermedades, etc. Esta es la parte más atractiva de las creencias y se le llama la Cábala “práctica”
  • El verdadero Mesías nacerá al final de los tiempo y entonces el mundo regresará a su Fuente. Ahí, se acabará el infierno y empezará un tiempo de gran felicidad.
  • La redención humana se logra por la rígida observancia de la ley.
  • La salvación se alcanza a través de un conocimiento “esotérico” especial, que consiste en buscar en las escrituras hebreas el mensaje intercambiando letras y dándoles un valor numérico.
  • Cada persona es agente de su propia salvación.
  • La persona a través de conocimientos secretos, puede alcanzar la divinidad.

La base estructural del estudio de la  Kabbalah está en el análisis del Árbol de la vida. Éste, está compuesto por 10 esferas y 22 senderos que representan un estado de la comprensión de Dios y la manera en que él creó el universo.

Últimamente, la kabbalah ha estado muy en boga pues muchas “celebreties” han dicho públicamente que la practican. Sin embargo, el estudio de la kabbalah es riguroso y se necesitan estudios judaicos previos para entenderá pues, de lo contrario, estarán cayendo en manos de falsos maestros que sólo buscan obtener dinero a través de la imperiosa necesidad de las personas por cultivar su espiritualidad.

 

Publicidad