¿Cómo saber si tu hijo consume drogas?

Si sospechas que tu hijo (a) consume drogas, pero no sabes cuáles son los síntomas que debiera presentar, ni cómo identificarlos Belleza&Alma te ayuda y te da algunos tips y consejos para estos casos.

Síntomas en el comportamiento:

  • Sale con amigos que no conoces
  • Bajó el rendimiento escolar
  • Presenta cambios de temperamento
  • No cumple con los deberes del hogar ni del colegio
  • Tiene un carácter más fuerte y violento
  • Pide dinero prestado frecuentemente
  • Pasa mucho tiempo en su habitación
  • Utiliza inciensos y colonias para tapar el olor
  • Se encierra en su pieza mucho rato y no comparte con la familia
  • Le encontraste papelillos o pipas en su ropa o recámara
  • Sale sin avisar
  • Gasta más dinero que antes
  • Miente sobre sus salidas
  • Aumento del apetito
  • Se ve más despreocupado de su ropa y aspecto físico
  • Deterioro de la memoria

Síntomas físicos:

  • Anda con los ojos rojos
  • Huele a alcohol o marihuana
  • Duerme y come en cualquier horario
  • Tiene ojeras
  • Tose con regularidad (tos de perro)
  • Le suena el pecho
  • Anda cansado y sin energía
  • Se ríe constantemente
  • Irregularidades menstruales
  • Tiene los dedos quemados o ligeramente amarillentos
  • Anda deprimido
  • Nariz enrojecida y sangra mucho
  • Moretones en los brazos
  • Está más pálido de lo habitual
  • Tiene las pupilas dilatadas
  • Anda confundido
  • No habla con claridad
  • Mal aliento
  • Habla mucho
  • Tiembla
  • Se rasca constantemente

Estos son sólo algunas de las señales que tu hijo puede tener si es consumidor de drogas; eso sí cuidado, es importante destacar que a veces incluso teniendo alguno de estos síntomas no significa que consuma drogas. Lo importante es mantener vigilado a tu hijo, sobre todo porque si no es consumidor, probablemente tenga otro problema de salud que deba ser tratado.

Cómo tratar el problema

  • Habla con tu hijo (a) de forma amable, demuéstrales tu cariño y amor, explícales el problema y debatan sobre las consecuencias de las drogas. Todo en un clima de tranquilidad y amor. Recuerda que para que no se sienta amenazado, tu tono debe ser pausado.
  • Demuéstrale que puede confiar en ti y que si tiene con cualquier problema él puede acudir a ti. Predica con el ejemplo y evita fumar, beber bebidas alcohólicas y consumir cualquier tipo de estupefacientes frente a él o ella. Evita retarlo y hablar con él o ella cuando está ebrio o drogado.
  • Si ves que tu hijo se encuentra en un estado caótico, llévalo a emergencias y prepara tus oídos para escuchar lamentos, llantos, amenazas, arrepentimientos, etc. Actúa más y habla menos. No pelees con tu marido ni busques culpables, lleguen a un acuerdo y tomen esa conducta como base para tratar el problema de su hijo (a).
  • Muchas veces, aunque le inculquemos valores, los hijos caen en las drogas por las malas amistades o simplemente para encajar en un grupo. Enséñale desde pequeño (a) a reconocer a los amigos, e incítalo a que los lleve a la casa, así podrás conocer qué tipo de compañeros tiene.
Publicidad