Consigue el bronceado perfecto en 8 pasos

En verano y todas queremos lucir un bronceado radiante, pero para esto debemos estar necesariamente expuestas a los negativos efectos del sol. Sin embargo, existe una manera mucho más sana para conseguir un tono de piel fascinante.

Estamos en pleno verano y es la oportunidad perfecta para pasar horas tomando sol para conseguir un bronceado perfecto, mientras tanto hay mujeres que prefieren ir a un solárium o aplicarse sprays o lociones para adquirir un bronceado artificial.

Sigue estos 8 pasos para conseguir un bronceado perfecto:

  1. Prepara la piel. Unas semanas antes empieza a hidratar tu piel, no sImagen relacionadaolo poniéndole una buena crema humectante sino también tomando mucha agua y betacaroteno este último lo puedes encontrar en la zanahoria o también en pastillitas naturales.
  2. El bronceador perfecto. Tienes que tener muy en cuenta si es de aceite, si es muy cremoso, si es de crema líquida, si es en spray ya que cada uno le sirve a diferentes tipos de pieles, te comendamos que pruebes cual es el que mejor se adapta a tus necesidades.
  3. Nunca te olvides de… Es clave, muy muy clave, un buen protector solar, es lo primero que debes poner en la maleta antes que el vestido de baño, lo mejor es comprar uno que tenga mínimo 50% de protección.
  4. El primer paso. para empezar a recibirlo debes ponerte bloqueador, nada de bronceador, usar bloqueador los primeros días va a dar como resultado un color más bonito y un bronceado más duradero.
  5. Cada 3 horas. Bien sea el bronceador o el bloResultado de imagen para bronceadoqueador hay que darle un retoque, te recomendamos que lo hagas cada tres horas ya que el sudor, la piscina o el mar van disminuyendo el efecto.
  6. Toma agua. Mientras te estás bronceando toma agua, te mantiene hidratada y ayuda a que la piel esté disponible para recibir los rayos del sol.
  1. Ponte after sun. Si quieres mantener tu bronceado debes ponerte cada vez que te bañes after sun, esta crema ayuda a hidratar la piel y a humectar a profundidad.
  2. A esconderse. Por último, huye del sol del mediodía, nunca pero nunca te broncees dentro las 11 de la mañana y las 3 de la tarde son las peores horas de sol, aprovecha los primeros rayos de la mañana y los últimos de la tarde.
Publicidad