Cuatro alimentos para despertar después del almuerzo

¿A quién no le ha pasado que luego de almorzar cae en un estado de somnolencia? Esto significa su productividad se pone más pesada, ya sea en el estudio, en el trabajo o en el hogar. Una nutricionista explica que consumiendo ciertos alimentos se puede decir adiós rápidamente a ese típico decaimiento.

Según estudios estos son los alimentos que se asegura que, aunque se debe mantener una ingesta diaria equilibrada, hay cuatro alimentos infaltables para mejorar la eficiencia intelectual después del almuerzo:

  1. Chocolate negro (70% cacao): Favorece la eficiencia laboral al inducir un buen estado de ánimo, ya que aporta feniletilamina, una sustancia psicoactiva estimulante asociada a sensaciones de placer. Además, entrega triptófano, aminoácido necesario para la síntesis de la serotonina, la cual a su vez permite controlar el apetito y limitar la ansiedad. En el chocolate también está presente la L-arginina, la cual favorece la síntesis de óxido nítrico, lo que mejora la perfusión de los tejidos gracias su efecto vasodilatador.
  1. Té verde y té negro: Contienen grandes concentraciones de L-teanina, la cual además de tener efectos antioxidantes, regula los niveles de dopamina y serotonina a nivel cerebral, calmando la ansiedad y mejorando la capacidad de concentración.
  1. Guaraná: Esta semilla tiene propiedades potenciadoras del rendimiento, al mejorar la capacidad de la memoria, el estado de alerta y la resistencia al cansancio. En este caso es mejor que el café, ya que no favorece el nerviosismo como sí lo hace el bebestible.
  1. Galletas integrales: Contienen carbohidratos de absorción lenta, favoreciendo el ingreso paulatino de fuentes energéticas al organismo. Entre los variados nutrientes que ofrecen, destaca su aporte en vitaminas del complejo B, requeridas para los procesos metabólicos que permiten la comunicación neuronal, como el zinc, requerido para la actividad mental, y el magnesio que reduce la ansiedad. De todas maneras, no se recomienda consumirlas en exceso.
Publicidad