Cuidados del cabello alisado

Ya sea por el descontrol de tus rulos, el frizz constante o por las ganas de cambiar la apariencia, muchas mujeres optan por transformar su cabello crespo a un liso perfecto, esto, sin duda, estará asociado a la exposición habitual del calor ya sea por el secador o la plancha.

Para que te protejas y evites que tu pelo se vea perjudicado, a continuación, te entregamos varios tips caseros para el cuidado del cabello alisado:


  1. Para evitar la resequedad del cabello -producida por los productos alisadores- se debe usar un clarificante. Se preguntarán ¿qué es esto?, puede ser un shampoo o enjuague y sirve para librar el cabello de los residuos químicos de los productos que usamos durante la semana e incluso de la grasa, mugre y aguas saladas o de piscina.

Enjuague Clarificarte Casero: mezclar 250 cc de vinagre de manzana y agua.
Modo de Uso: Desenreda, lavar con shampoo neutro 3 ó 4 veces –para devolver el PH saludable a tu cabello-, aplica el enjuague de vinagre en el cabello y espárcelo con tus manos y luego enjuaga con abundante agua.

  1. Para estilizar el cabello es recomendable minimizar el uso de calor, por lo que es mejor dejarlo secar al natural y cuando esté húmedo se puede utilizar el secador de pelo con aire tibio y luego la plancha.

No es recomendable secar el cabello mojado, ya que se maltrata al debilitarse con el agua.

  1. También, para mantener el cabello alisado y proteger las puntas, es bueno hacerse una especie de rulos. Enrolla las puntas de tu pelo en tubos (pueden ser de aquellos tipos peluquería o con rollos del papel higienice sujetados con pinzas). Usa sólo 5 ó 6 rulos grandes en las puntas y amarrarlos con una bufanda de seda, bien apretado, de media a una hora. Luego suéltalos suavemente
  2. Hidrata tu cabello con aceites naturales. Evita los productos que sean a base de gel de petróleo (petroleum jelly), aceite mineral o silicona; ya que pueden llegar a perjudicar tu cabello.

Es mejor utilizar aceites naturales como el de coco, palta, almendra dulce o jojoba. En Europa están de moda el aceite marroquí y el aceite de Argán (este último, lo podeos encontrar en productos distribuidos por InterSalon).

También puedes hacer tu propio acondicionador de uso diario, de los que no necesitan enjuague. En un rociador echan la mitad de un cóctel de aceites naturales (coco, palta, jojoba) y la otra mitad la llenan con jugo de aloe vera. Usar este spray diariamente para desenredar el cabello y las puntas.

Publicidad