Decoración de la cocina

La decoración de la cocina es una labor que puede tomar algo de tiempo, sin embargo, resulta necesaria si queremos hacer de este espacio un lugar útil y cómodo.

Lo primero a considerar es la funcionalidad, es decir, con cuánta frecuencia se cocina en la casa y quienes se encargan de esta labor. Otro aspecto relevante es asegurar el fácil acceso a las tres zonas más importantes de la cocina: el mesón para preparar los alimentos, el horno y el lavaplatos.

Una cocina bien decorada implica una inteligente forma de aprovechar los espacios. La manera más común de ubicar:

  • el refrigerador
  • la cocina
  • la campana
  • los muebles son en forma conjunta

Ten en cuenta que muchas veces se sitúa una mesa para comer o elaborar la comida, por lo que hay que considerar el área suficiente para las sillas. En este sentido, existen dos tipos de diseño bastante comunes: la forma de “U” para lugares más amplios, y la de “L” para sitios más reducidos.

Decora tu cocina teniendo en cuenta los accesos. No sólo el de la puerta de ingreso, sino también la del refrigerador, del horno, el microondas o el lavavajillas, que pueden en su minuto dificultar la libre circulación de las personas y producir accidentes.

De hecho, debes considerar además el área que ocuparás al estar de pie preparando los alimentos, ya que de entrar alguien a la cocina, pueden chocar o impedir realizar las labores de costumbre.

El lugar que escojas para preparar los alimentos debe situarse es un espacio amplio y despejado, ojalá entre el lavaplatos y el horno, precisamente para facilitar la labor y tener todo al alcance. Para una buena decoración de cocinas, es recomendable poder contar con un sistema que permita extraer y eliminar el vapor y los olores, sobre todo luego de cocer carnes o verduras.

Una alternativa son las campanas, que en la actualidad son elaboradas en distintos tonos y formas, pudiendo escoger la que se acomode a tu estilo.

Si bien existen variados estilos de decoraciones para la cocina, hay recomendaciones que no puedes dejar de lado. Por ejemplo, trata de combinar el tono de las cortinas y manteles con el de los muebles.

Si deseas adornar con cuadros, procura que éstos tengan un tamaño adecuado, es decir, no demasiado grandes.  Ojalá los marcos sean acordes a los colores utilizados en el resto de la decoración. Comúnmente las imágenes dicen relación con frutas, verduras o semillas, pues son las más adecuadas para las cocinas.

Publicidad