Error: un clavo NO saca a otro clavo

¿Cuántas veces hemos escuchado la frase “un clavo saca a otro clavo”? Es común escucharla después de terminar una relación tormentosa, y sobre todo, cuando aún se tienen sentimientos por esa persona que dejamos atrás ¿Pero resulta tan fácil abrirle el corazón nuevamente a otra persona?

No es para nada fácil sustituir el recuerdo de alguien a quien se quiso tanto por más que se intente. Así que no cometas ese grave error, del cual un día te arrepentirás, aquí las razones.

Nadie reemplaza a nadie

Cada quien es único en su esencia, jamás conseguirás a nadie como él. ¡Y esa es la idea!. Más adelante conseguirás a alguien nuevamente, pero esta persona debe ser totalmente diferente a quien te lastimo una vez.

Tiempo al tiempo

Superar u olvidar a alguien no es tan fácil. Toma su tiempo y su proceso, el cual es muy parecido al que se vive en un duelo cuando se pierde a un ser querido. Ese será parte de tu aprendizaje, y sanarás más pronto de lo que crees.

Debes depender únicamente de ti

No necesitas a nadie más que a ti misma para hacerle frente al duelo que vives. El dolor es parte de la vida y te hace crecer, así que vive tu momento y no acudas a nadie más como refugio. Suele convertirse en un ciclo vicioso, donde acabas dependiente emocionalmente de alguien más.

No es justo utilizar a las personas

Si eso te sucedió a ti, entonces no se lo hagas a nadie más. Sabes lo que duele. La vida suele devolver lo que das; y ya es suficiente castigo el que tienes ahora.

Recuerda que en temas del corazón no existe ´vía rápida´. Debes ser paciente y vivir el proceso que te tocó vivir. Sana y aprende, luego estarás lista para amar de nuevo.

 

 

Publicidad