Errores comunes al inicio de la relación

Las mujeres somos un libro que no busca ser entendido, cada una tiene una forma de pensar, ver las cosas y actuar diferente, sin embargo a veces cometemos ciertos errores cuando comenzamos una relación por miedo a la soledad o por la necesidad de hacer realidad ese cuento de hadas que nos contaron desde chiquitas, sin embargo para evitar que esto suceda es necesario que empieces a valorarte y a no idealizar a tu pareja, ten en cuenta estos errores para que no los cometas:

  • Es común que al conseguir el que creemos es nuestro “príncipe azul” queremos vivir por él, es lo peor que puedes hacer, porque lejos de parecer lindo, es una muestra de tu desesperación y necesidad de que se quede a tu lado.
  • A veces tomamos actitudes controladoras y dominantes, logrando asfixiarlo, quieres saber a toda hora qué hace, con quién y por qué, eso no es nada sano y a la larga terminarás ahogándolo.
  • Es indispensable que aprendas a hablarle y darle espacio, cuando no sabes comunicarte con él y evitas las discusiones, tiendes a caer en la permisividad y darle el control a él, esto será aburrido para él eventualmente.
  • En tu afán de de ser la “mujer perfecta”, pretendes ser alguien más, esforzándote demasiado, esto además de no ser genuino (y él lo notará), terminará cansándote porque nadie puede mantener un rol distinto a su persona por el resto de la vida.
  • Das lo que tienes y lo que no, para mantener tu rol de perfección, haces hasta a lo imposible por hacerlo feliz, desgastándote física, emocional y financieramente en algunas oportunidades.
  • Si encontraste al chico de tus sueños y piensas que les va a bien, no lo hagas público rápidamente, nada de post amorosos para él en tus redes sociales con tan solo tres salidas, vas a espantarlo.
  • Para los hombres el tema del compromiso es algo que lleva tiempo y es delicado, así que hablarle de matrimonio e hijos, incluso presionarlo con el tema, solo hará que salga corriendo, es importante que aprecies y valores el presente, adelantarte al futuro podría dejarte un sabor amargo al ver que no será, además el matrimonio es un gran paso que no debes tomar a la ligera ni que debes considerar con el primero que salgas.
  • Una vez más al intentar complacerlo en todo, olvidas tus objetivos y dices sí a todo, es un error grave, pues recuerda que antes de ser pareja, cada uno como individuo tiene metas, objetivos y propósitos que aunque luego los compartan es importante mantener los suyos para reforzar el amor por sí mismos.
  • Conoces a un chico y ya te ves casada y con hijos, error, ir muy rápido no te traerá beneficios, bien dicen “del apuro solo queda el cansancio”, y aunque ellos tienden a “enamorarse” primero, sugiriendo incluso vivir juntos rápidamente, esta es una fase que les durará alrededor de tres meses, por lo que es importante que mantengas la calma y pienses bien cuándo sería más apropiado.
  • “La curiosidad mató al gato”, por lo tanto jugar a la detective, no te hará bien, no enloquezcas stalkeándolo en todas las redes sociales, no quieras averiguar sus claves, ni te obsesiones con la idea de saber con quien habla además de ti.
Publicidad