¿Existe manera de comprender a los hombres?

Comprender a los hombres

De seguro en las redes sociales te has encontrado con múltiples manuales creados por los hombres para intentar comprender nuestro vocabulario, donde destacan en forma graciosa nuestras expresiones como el ”haz lo que quieras” o “no me pasa nada”. Pero, chicas, no son los reyes de la perfección, y aquí les detallamos 5 tips para comprenderlos a ellos.

¿Has escuchado el famoso dicho que dice “los hombres son de Marte y las mujeres de Venus”? Pues la experiencia nos ha mostrado que es absolutamente cierto, ya que hasta la manera de pensar, y el léxico entre ellos y nosotras, son diferentes. Eso se da porque:

  1. Son básicos a la hora de tener sexo. Si fuera por ellos, tendrían sexo todos los días, en cualquier parte, a cualquier hora, en forma simple, en la misma posición y sin mucho preámbulo. Para muchos de ellos, la cosa es satisfacer su instinto animal.
  2. Les cuesta entendernos. Y es que tal como ellos lo dicen, son muy textuales y nosotras en ese afán de sentirnos especiales, en cambio, tratamos que ellos adivinen lo que queremos decir. Esta bien, ya lo entendimos, a explicar con manzanas, queridas.
  3. Se enfrentan al mundo en forma sencilla y práctica. Nosotras somos más de procesos, ellos de acciones concretas. Por eso es que ellos si necesitan una chaqueta, van a la tienda, piden una, y se la llevan. No son de probarse muchas chaquetas, ni analizar si le viene con tal zapato, o ese pantalón, como nosotras.
  4. No necesitan decir mil veces que nos aman. Muchas mujeres caen en depresión si su pareja ya no les dice que las ama. Imaginan la telenovela completa de él paseando por el parque, paseando felices de la mano con otra. Mujer, no es así. Para ellos no es necesario decir continuamente que nos aman, o declarar sus sentimientos, pues sienten que repiten la información. Es decir, si los sentimientos no han variado, ¿para qué volver a decirlos?
  5. Son esencialmente proveedores, y se sienten machos protectores. Les gusta ser quienes cortejan, abastecen, proveen, y protegen. Por eso es que les causa problema que la mujer gane más que ellos, o que ella pague la cuenta.

No le pidamos peras al olmo, son prácticos, básicos, y quizá las complicadas seamos nosotras. Si quieres esa cartera, dícelo, no esperes sorpresas, porque pocos tienen ese instinto.

Si quieres que te regale ese perfume soñado para tu cumpleaños, pídelo. Si quieres salir a pasear, dile que quieres ir… vamos por esa armonía en pareja, y ya no soñemos con un príncipe 100% azul, que nos entienda y adivine nuestras necesidades. A veces los príncipes visten de arcoiris, nosotras debemos elegir el color.

Publicidad