Tips para dejar de comer en exceso por estrés

El estrés en pequeñas dosis es bueno, pues en general es una reacción normal del organismo ante cualquier situación de riesgo. Pero si el estrés es vivido de forma permanente puede causar problemas de salud serios.

Las personas que se encuentran bajo estrés constantemente son más propensas que los hombres a adquirir malos hábitos de salud como fumar, tomar licor e ingerir alimentos ricos en azúcares y grasas.

Excesos de alimentos por estrés

Las mujeres y hombres que poseen algún grado de estrés comen más entre comidas que en los alimentos principales, lo cual limita la ingesta de alimentos saludables, como los vegetales y grasas no saturadas.

Comedores emocionales

Los comedores emocionales comen de forma consciente o inconsciente cuando están atravesando por un problema familiar, amoroso o de cualquier índole, puesto que en los alimentos encuentran un refugio.

Alimentos adictivos

Hay alimentos considerados adictivos, pues te hacen comer sin parar, como es el caso del chocolate que eleva tu estado de ánimo y te da satisfacción. El placer que experimentas con estos alimentos hace que olvides tus problemas, pero luego, cuando dejas de comerlos, este placer termina y vuelves a deprimirte comiendo más, lo cual se transforma en un círculo vicioso.

Tips para llevar una vida sana

  • Si comes y comes a causa del estrés, entonces detente a pensar todas las cosas negativas que esto trae a tu vida.
  • Ponte a hacer otra cosa entretenida que no sea comer y espera a que esa sensación pase.
  • Escribe un diario y registra en él todos los alimentos que has comido durante unos tres días, incluyendo un sábado o domingo.
  • Anota junto a cada alimento que consumas lo que estas sintiendo (Analiza si estabas de buen humor, con ansiedad o con enojo).
  • Si siempre deseas comer dulces, puedes optar por salir a caminar o trotar, esto puede disminuir notablemente tu nivel de ansiedad.
  • Cuando sientas la necesidad de comer excesivamente, puedes escuchar música divertida o leer un buen libro.
  • Los ejercicios físicos pueden ser un buen antiestres.
  • Es importante que consultes con un especialista sobre tu ansiedad y estrés.
Publicidad