Cómo pedir un aumento de sueldo y tener éxito

Es normal que en cualquier momento del año tu desees pedir un aumento de sueldo en tu trabajo, sobre todo si eres una persona responsable y capaz de cumplir con cualquier asignación.

Si estas pensando en pedir un aumento debes tener un plan para encontrar el momento perfecto para platicar sobre este tema que en ocasiones no es el más cómodo para el empleador.

Tres cosas que debes tomar en cuenta antes de platicar con tu jefe

  • Busca la ocasión

Si en tu trabajo se están sacando cuentas alegres, es un buen momento para pedir un aumento de sueldo porque tú fuiste parte de ese proceso y los jefes se sienten alegres y generosos cuando los números van en alza.

Si sabes que tú trabajo es importante y que lo haces bien, pero aún así tu jefe no se muestra muy dispuesto a aumentar tu sueldo, cuenta sobre las otras ofertas de empleo que te han llegado y coméntaselas a tu jefe sin ánimo de amenaza, dile que estás a gusto aquí y cómo podrían equiparar cifras y hacer que tu sueldo sea más competitivo y acorde con las ofertas del mercado.

  • Enumera tus fortalezas y cualidades

Los jefes de las compañías dan aumentos de sueldo cuando ven que el empleados es parte fundamental del equipo y quieren mantenerlo contento para que no cambie de empleo. Por lo mismo, tú eres la primera que debe estar consciente de las fortalezas que te hacen merecedora de un aumento. 

  • Usa un tono apropiado

Aunque no lo creas, la timidez o los nervios que suelen presentarse en esos instantes te pueden jugar una mala pasada. Encontrar “el tono” para pedir un aumento a tu jefe es algo que no se puede dejar al azar y que incluso deberías practicar frente al espejo.

  • Da un número

Cuando a los jefes les hablan de aumentos de sueldo lo primero que quieren saber es cuánto más estás pidiendo.

  • Puedes aceptar otras opciones

A veces las empresas no dan aumentos de sueldo tan seguido pero sí otro tipo de cosas si alcanzas los objetivos como viajes, televisores o consolas de videojuego.

Publicidad