¿Cómo la copa menstrual reemplaza el uso de toallas higiénicas?

La menstruación obliga a que las mujeres, mes a mes, adquieran toallas higiénicas, tampones y protectores diarios según sus necesidades. Alternativas hay miles: con alas, sin alas, delgadas, gruesas, de colores, con aromas, etc.

Sin embargo, a lo largo de la vida reproductiva de la mujer eso implica un gasto de dinero enorme y, al mismo tiempo, toneladas de desechos contaminantes difíciles de eliminar.

La copa menstrual

A partir de esta realidad nació una copa menstrual de silicona que se puede reutilizar mes a mes diseñada por chilenos. Esta innovadora medida permite a las mujeres dos beneficios: ahorrar dinero y cuidar el medio ambiente. El sistema no es nuevo, ya existe en varias partes del mundo pero sólo se podía adquirir por Internet.

Es de uso intravaginal y lo que hace es recolectar el flujo menstrual en vez de absorberlo. Se introduce en la vagina –de forma similar a la del anillo anticonceptivo- dejando un vacío entre los bordes de silicona de la copa por lo que no se mueve del lugar aunque realices actividad física.

¿Cuándo debe retirarse?

  • Debe ser retirada y vaciada entre 2 y 4 veces al día con la posibilidad de permanecer en la vagina hasta 12 horas.
  • Al sacarla, se vacía y se enjuaga.
  • Se cambia cada 3 años por lo que anualmente se ahorran cerca de 32 mil pesos.
Publicidad