Exfoliación casera según tu tipo de piel

La piel del rostro es de sumo cuidado y por eso es recomendable exfoliarla una vez a la semana para dejarla libre de impurezas, suave y radiante. Si no quieres gastar una fortuna en un salón de belleza, puedes exfoliar tu rostro con mascarillas caseras muy fáciles de preparar a base de pomelo, limón, sal, azúcar, etc.

Antes de realizar una exfoliación, debes saber qué tipo de piel tienes para escoger la mascarilla exfoliante más indicada para ti.

  • La piel grasa que se caracteriza por presencia de brillo en la frente nariz y mentón y alta presencia de puntos negros o acné.
  • La piel seca y sensible que se caracteriza por resequedad en las zonas de la mejilla es propensa a la descamación y aquellas personas con este tipo de piel tienen una sensación de tener el rostro “tirante” durante varias horas del día.
  • La piel mixta que se caracteriza por ser grasosa en la zona T, es decir, en frente, nariz y mentón; además, la zona de las mejillas se seca con facilidad.

Ahora que sabes cuál es tu tipo de piel, a continuación, te presentamos las recetas de exfoliación caseras pensadas para cada tipo de piel. Toma nota y ponlo en práctica, verás cómo estos sencillos consejos te harán alcanzar una piel tersa y saludable.

Pieles secas

  • 4 cucharadas de aceite de oliva + 1 cucharada de azúcar.
  • La pulpa de ½ aguacate (aplastada con tenedor) + 1 cucharada de aceite de oliva.
  • ½ plátano maduro (aplastado con tenedor) + 1 cucharada de harina de maíz o avena.
  • 4 cucharadas de miel + 1 cucharada de leche entera en polvo (si queda demasiado espesa, puedes añadir un poco de agua).

Pieles grasas y/o con tendencia al acné

  • 2-3 rodajas de papaya + 1 cucharada de harina de avena.
  • 1 pepino licuado + 1 cucharada de azúcar o sal.
  • 4 cucharadas de yogur natural + 1 de zumo de limón + ½ de azúcar.
  • 3 cucharadas de miel + 1 cucharada de zumo de limón + ½ de almendras muy picaditas (casi en polvo).
  • Zumo de ½ limón + 1 cucharadita de sal o de bicarbonato.

Pieles sensibles

  • 4 cucharadas de leche (líquida) + 4 cucharadas de harina de avena + 1 de aceite de oliva.
  • ½ yogur natural + 4 cucharadas de copos triturados o harina de avena + ½ cucharada de sal.
  • La pulpa de medio tomate + 1 cucharada de azúcar (especialmente recomendable en caso de rojeces).
  • ½ yogur natural + 3 fresas maduras machacadas (esta mascarilla es válida para todo tipo de piel).

La manera de mezclar estos ingredientes es muy sencilla, solo debes colocar en un recipiente de plástico o cristal (no metal) y hazla justo en el momento en que la vayas a utilizar, ligando los distintos ingredientes hasta obtener una «crema» que puedas aplicar fácilmente. Es recomendable que compruebes que no eres alérgica a ninguno de estos ingredientes.

Publicidad