Pelo Graso: Un incómodo problema que tiene solución

Si cada vez que te lavas el pelo sientes que la grasa comienza a esparcirse desde la raíz de tu cuero cabelludo hacia las puntas y, a pesar de usar el último producto disponible en el mercado, tu cabello luce aplastado, opaco, pegado y sin brillo, tienes pelo graso. Existen varios factores responsables del pelo graso y si aprendes a reconocer las causas será muy fácil erradicar este problema de tu vida.

¿Cómo tratar el pelo graso?

Las personas saben que tienen el pelo graso cuando se lavan el pelo y a las pocas horas lo tiene sucio en la zona que va de la raíz a 10 cm. más abajo por esta razón para tratarlo, debes utilizar producto especialmente indicados para esta condición.

Sin embargo, puede que no te den los resultados esperados y debas acudir a una cita con un dermatólogo para detectar si se trata de un problema hormonal, de mala alimentación, etc.

Consejos para un cabello graso:

  • No es recomendable que las personas con pelo graso se laven el pelo a diario
  • Es mejor que lo hagan día por medio con algún shampoo que regule la secreción de grasa.
  • Debe aplicarse con suaves masajes con las yemas de los dedos sin fuerza y agua tibia, para no estimular aún más la producción de sebo.
  • Añadir al shampoo un poco de jugo de limón o pomelo para quitar el exceso de grasa del pelo
  • O alternar durante la semana un shampoo para el pelo graso con uno neutro para no irritar el cuero cabelludo y dejarlo descansar.
  • En cuanto a los bálsamos, deben aplicarse desde la mitad del pelo hacia abajo y nunca sobre la raíz.
  • Si el pelo graso está acompañado de caspa, es aconsejable que primero trates el problema de la grasa porque la mayoría de las veces la caspa se debe a la descamación que conlleva el pelo graso.
  • Si no es tu caso, deberás atender cada problema en forma separada: un producto indicado para la grasa y otro para la caspa.

Masajes naturales que te ayudarán…

Los cabellos con exceso de grasa deben masajearse, al menos, una vez por semana. Puedes probar con zumo de limón y dejándolo reposar en tu pelo por 20 minutos. Luego, lavas el cabello de forma habitual y terminas con un chorro de agua fría para cerrar los poros y las puntas.

Otra alternativa, es mojar el casco con vinagre de manzana o vinagre blanco, luego lavas el cabello como siempre para evitar que se ponga pegajoso y quede con mal olor.

Para no olvidar…

  • Tomar abundante agua (2 litros diarios)
  • Tener una dieta saludable rica en frutas y verduras de ayudará a tener una piel y un pelo saludable.
  • No deben masajearse con yema de huevo porque aumentarán la grasitud en la zona de la raíz.
  • Los geles y mousse deben ser ligeros.
  • Después de lavar el cabello, es recomendable secar el pelo a temperatura ambiente o si se usa el secador debe ser a temperatura media.
Publicidad