Colon irritable: Todo lo que necesitas saber

El colon irritable es la segunda causa mundial de ausentismo en el trabajo y afecta entre el 10 y 20% de la población. Una mala alimentación, un estilo de vida desordenado y el estrés pueden ser los causantes de esta patología que afecta mayoritariamente a las mujeres. Aprende de qué se trata esta condición, cuando acudir al médico y cómo prevenir.

¿Cuáles son los síntomas del colon irritable?

  • Dolores abdominales de variada intensidad
  • Cólicos
  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Sensación de alivio al defecar
  • Estos síntomas pueden venir acompañados de otros como dolor menstrual intenso en las mujeres y acidez precoz en el caso de los hombres.

Adicionalmente, existen síntomas a los que hay que prestarle mayor atención y asistir inmediatamente a consultar a un médico.

  • Presencia de un dolor abdominal acompañado de baja de peso
  • Problemas nutricionales
  • Dolencia nocturna que despierta a la persona afectada durante su sueño
  • Sangrado rectal
  • Fiebre
  • Cambios en el color o aspecto de la piel.

¿Cuáles son las causas del colon irritable y qué tratamiento podría aliviarlo?

Las causas aún no se conocen:

“se piensa que podría deberse a una alteración de la función motora del colon, lo que genera movimientos anormales del intestino y en distintas intensidades, pudiendo ser rápidos, lentos o desordenados”.

El tratamiento va a depender de la causa que lo origine, El primer paso para el tratamiento es:

  • Documentar los síntomas
  • Registrar la forma y frecuencia de deposiciones
  • Situaciones en las cuales se presentan las molestias
  • Gatillantes y atenuantes de modo de actuar dirigidamente a ese nivel.

Cuando la enfermedad es originaria a causa del estrés, el médico recomendará al paciente que evite los escenarios puedan generar angustia y controlar la sobrecarga laboral. En caso de ser necesario, también podrá recomendar una terapia psicológica y un tratamiento con antidepresivos y/o ansiolíticos.

Recomendaciones generales:

1.- Ordenar los horarios de comida

2.- No consumir alimentos meteorizantes

3.- Ingerir fibra

4.- Evitar frituras y grasas

5.- Evitar condimentos fuertes

6.- No consumir bebidas gaseosas

7.- No consumir lactosa

Publicidad