Vestidos para lucir sofisticada después de los 30

Ya pisaste el tercer piso y es indispensable que sepas que no te puedes seguir vistiendo como una adolescente o universitaria, por lo tanto, debes adecuarte a tu edad y entender que ya estas pasando al escalón de adulto contemporáneo.

Lo que queremos evitar es que salgas a la calle y digan ¿No eres ya un poco mayor para ponerte eso? lo cierto es que a partir de los 30 comienza a jugarse un rol importante en tu vida el área de la vestimenta por las razones ya mencionadas anteriormente.

Las prendas que nunca fallan son las clásicas, nosotras te dejaremos una lista de prendas que puedes usar:

  1. Apuesta por el negro: De pies a cabeza o combinado con un toque de color, ningún tono favorece tanto como el negro.
  2. Combinar sin miedo: ¡Aprovecha la dicotomía! Flores con lunares, minimalismo con joyas XXL, o vanguardismo con clásico, arriésgate sin miedo.
  3. El traje masculino es la descripción gráfica de madurez: Así podrás combinar el blazer oversize con los pantalones estilizados o el pantalón mide para tener otra opción más vanguardista.
  4. Los accesorios: tu nuevo culto: Si a los veinte tal vez reservabas los accesorios para ocasiones especiales, a los treinta tienes toda la confianza del mundo para lucirlos.
  5. ¿Labios rojos? Siempre: es el mejor tip de maquillaje para quitarte años de encima.
  6. Inspírate en los íconos de estilo: es hora de que encuentres un ícono de estilo con el perfecto equilibrio de inspiración que necesitas.
  7. En la moda es importante saber que ¡no todo es para ti!: Es importante que sepas que por más obsesionada que estés con algunas prendas de moda no todo te encaja en este nuevo piso, sin embargo, hay una regla de oro un poco contradictoria y es que guarda todo lo que siga haciendo sentir como una veinteañera, porque sabemos que tu espíritu joven aún no se marchara y de vez en cuando necesitas revivirlo.
  8. Y..¿de qué nos deshacemos?: A partir de ahora hay que cambiar muchas cosas de nuestro closet, sustituir los abrigos de plásticos por los de cuero o piel, la ropa interior de algodón con gatitos por lencería sexy, los shorts cortos por bermudas, entre otros.
Publicidad