Qué alimentos consumir para prevenir el cáncer


El cáncer es una de las enfermedades más comunes de nuestros tiempos y, según expertos, la alimentación puede contribuir en forma significativa a prevenir la acción de los agentes cancerígenos. Es por eso que a continuación te presentamos un listado para guiarte sobre qué alimentos a consumir para prevenir el cáncer.

Para poder entender cómo actúan los alimentos a la hora de prevenir la aparición de distintos tipos de cáncer es importante saber qué son los radicales libres  y el poder de los antoxidantes presentes en los alimentos, que contrarrestan su acción cancerígena.

Los radicales libres son moléculas altamente inestables, con inmenso poder reactivo y que se puede formar en los organismos vivos, como el cuerpo humano, por el contacto con el oxígeno. Su acción altera las membranas celulares y ataca el material genético de las células, con el riesgo de provocar cáncer por dichas mutaciones.

La ciencia explica que la reacción en cadena que generan los radicales libres, se puede combatir con la acción de los antioxidantes, los cuales neutralizan los átomos de oxígeno. Ahí entran los alimentos, ya que es en ellos donde podemos encontrar los antioxidantes necesarios para obtener un efecto de protección de las membranas celulares. Dichos antioxidantes pueden ser cobre, el hierro, el zinc, el magnesio, selenio, la vitamina E y la vitamina C.

Por ejemplo, para prevenir el cáncer de boca, bronquios, cervix, colon, esófago, mama, ovario, piel y próstata, es importante preferir alimentos ricos en vitaminas y minerales como las sandías, papayas, vegetales verdes, leguminosas, nueces, salvado y germen de trigo, lácteos, huevos, hígado y pescados.

En tanto, la zanahoria, el pimiento rojo, el brócoli, el melón, la naranja, los duraznos, mandarinas, habas, el maíz y la yema de huevo, ricos en betacaroteno; contribuyen a prevenir el cáncer de pulmón, estómago, mama y útero.

El vino tinto, por su parte, te ayuda a prevenir la acción del cáncer sobre la piel, mamas y tiroides, pero obviamente se debe beber en cantidades moderadas. A su vez, puedes preparar más seguido platos con salmón y sardinas y, así limitar la proliferación de ese tipo de cáncer.

Para el cáncer de colon sirven los ácidos grasos Omega-3, que se encuentran principalmente en pescados como el atún, anguila, trucha, y bacalao. También para evitar este tipo de cáncer sirven los alimentos ricos en fibra, entre los que se incluyen todas las verduras y frutas, especialmente la uva, así como las leguminosas, principalmente, las lentejas.

Además se recomienda comer ajos, cebollas y puerros en importantes cantidades, ya que actúan principalmente en la prevención del cáncer de estómago. El tomate actúa contra el cáncer de la próstata y endometrio. Mientras que la soya, presente en los porotos de soya, tofu, sopa de miso, leche de soya, y yogurt de soya, previene el cáncer de mama y próstata.

Asimismo los frutos como arándanos, frambuesas, fresas y moras, ayudan a prevenir el cáncer de pulmón, piel, próstata, esófago e hígado. Mientras que las setas ayudan a proteger los órganos reproductivos en las mujeres.

El cáncer se ha convertido en una de las principales causas de muertes en el mundo, y si bien la alimentación contribuye a evitar su aparición, es importante mantener un equilibrio donde se deje atrás el estrés, el consumo excesivo de tabaco, alcohol y medicamentos, ya que también son agentes relevantes en la aparición del cáncer, así como también la contaminación y una excesiva exposición al sol.