Cómo evitar que el pelo se dañe al usar las planchas de alisado

Cuidados del cabello

Son muchas las jóvenes que usan la plancha del pelo de forma habitual para poder tener un cabello bien peinado y liso. Sin darse cuenta que el uso del secador y la plancha puede causar bastantes daños en el cabello si no se usan con moderación y precaución.

Para nadie es un secreto que el secador, la plancha o el rizador pueden conseguir que tengas un peinado extremadamente cool, pero su mal uso puede hacer que tu cabello termine realmente dañado. El uso de herramientas calientes en el cabello debe ser algo muy controlado, ya que aplicar calor directamente sobre el pelo puede deteriorarlo mucho. Pero ¿Sabías que puedes utilizar estos artefactos sin causar tanto daño?

Cuidados del cabello: cómo proteger nuestro cabello del planchado

  • La clave para minimizar los daños al alisarlo es mantener el pelo lubricado mientras la plancha está en contacto con el cabello. Hay muchos productos que te pueden ayudar en esto.
  • Entre los cuidados básicos que debes tener está utilizar un buen acondicionador. Realmente no importa cuál, pero es bueno recomendar que tenga dimeticona en la lista de ingredientes, ya que hace un muy buen trabajo protegiendo al cabello del daño.
  • También deberías usar algún tipo de producto acondicionador justo antes de plancha. Puede ser un spray (que es muy fácil de usar pero ofrece menos lubricación), una crema (que proporciona una mayor protección, pero puede dejar tu pelo un tanto “pesado”) o un gel de silicona (que realmente lubrica el pelo, pero puede ser un poco más difícil trabajar con él).
  • Es imprescindible que siempre tengas el cabello totalmente seco antes de pasarte la plancha. De esta manera evitarás que se queme. Normalmente las mujeres esperan a que se les seque el cabello de forma natural para dañarlo menos o usan un secador para hacerlo más rápido.
  • Debes recordar que la plancha alisadora puede llegar a una temperatura de 200 grados por lo que es muy fácil quemar tu cabello o las puntas y que el resultado sea un desastre. Para que esto  no ocurra, será necesario que no dejes la plancha en un solo lugar del cabello.

¡Recuerda que un cabello sano dependerá de ti!



Publicidad