¿Cómo quitar el maquillaje?

la forma correcta de quitar el maquillaje

Desmaquillarse es vital para mantener la piel sana y reluciente, pero no todas podemos utilizar el mismo producto porque existen diferencias en la piel y los componentes de las cremas. Entonces, ¿cuál es la forma correcta de quitar el maquillaje sin maltratar la piel?

Primero debemos conocer nuestro tipo de piel y si somos alérgicas a algún componente químico; cuando el cutis es seco, lo ideal es optar por la crema de limpieza; en cambio, si es graso adquiere productos con gel desmaquillante; en los casos de piel mixta puedes elegir entre un abanico amplio, pero lo mejor es la leche.

El mercado ofrece una gran gama de productos para desmaquillarnos y acá te damos una sencilla guía  que puedes seguir para elegir el que va mejor contigo.

  • La leche y el agua para quitar el maquillaje  son oportunos para todo tipo de piel porque son suaves y protegen la capa protectora del cutis; no es necesario  usar una crema hidratante después, ya que están realizadas con una mezcla de aceites y agua que tampoco provoca irritación en las pieles sensibles. Este tipo de limpiadores se aplica con la mano y luego se quita con un algodón húmedo.
  • El gel desmaquillante sirve para las pieles con exceso de crasitud.  Ambos se aplican con la mano sobre la piel húmeda formando una suave espuma que al ser retirada con agua, elimina el exceso de grasa en la piel.
  • Las toallitas humedas son prácticas y al mismo tiempo útiles para cualquier cutis, existen de dos tipos: las que vienen empapadas y las que necesitan ser humedecidas en agua.
  • Por último, también encontramos cremas limpiadoras que se aplican con la mano y retiran con un algodón.

Ahora revisaremos la forma correcta de quitar el maquillaje

  • Esparce el elemento que hayas seleccionado según tu tipo de piel comenzando por la zona de la frente, luego las mejillas y finalmente, el mentón. Mientras aplicas el gel, crema o leche, haz pequeños círculos que van desde la nariz hacia la parte exterior de la cara.  Una vez que hayas realizado esto, comienza a retirar suavemente el producto con un algodón que, según la crema que utilices, debe estar húmedo.

Desmaquillar los ojos requiere un cuidado especial porque es una zona donde la piel es muy sensible y, por lo mismo, es mejor dejarla para el final.  Además, si usas maquillaje resistente al agua, es probable que necesites desmaquillantes diseñados especialmente para este tipo de productos.  Pon un poco de crema en un algodón, con suavidad lo pasas en sentido ascendente desde la parte interna del ojo cerrado hacia afuera y luego lo colocas bajo las pestañas.  Repite el proceso hasta que consideres que no queda maquillaje.

[nggallery id=1]



Publicidad