Las mujeres también engañan

Las mujeres por fin se sienten con derecho a sentir placer -algo que durante siglos fue de reservado para los hombres- así que buscarlo fuera de la relación ya no es un tema tabú si se ajustan a las necesidades que su pareja no está cumpliendo.

Los matrimonios entre celebridades que no tienen ninguna impunidad y los sitios web en que se promueven las aventuras extramaritales han vuelto extraña la idea de la monogamia.

Para agravar esa licencia de infidelidad, está el nuevo mundo de la seducción. Hoy en día, las mujeres pasan más que nunca en el trabajo, les demanda demasiado tiempo. Esto puede estar lleno de tentaciones como un “esposo” en el trabajo o un chico lindo en el bar del hotel.

Los viajes de negocios y el pasar menos tiempo con la pareja está relacionado con una probabilidad más alta de estas situaciones. Incluso en la casa,  una mujer tiene acceso a cualquier persona y ve en línea a todo el mundo. ¿El chico  que se te escapó? Está a tu alcance en Facebook.

Además, la tecnología hace más fácil que nunca el cubrir una noche de encuentros  –un simple mensaje de texto que diga «Todavía en el trabajo, ¡te echo de menos!»- y estás lista.

Razones por las que son infieles las mujeres:

  1. Por venganza. Esta suele ser la primera razón esgrimida por las mujeres.
  2. Por dar emoción a su vida. La rutina, su día a día, las devora.
  3. Por ego, para sentirse especial, deseada. Ya no se sienten deseadas por sus parejas.
  4. Para buscar una conexión de amor. La falta de comunicación entre la pareja crea distancias insalvables.
  5. Por evasión, escapatoria de la rutina. Buscan una aventura que les haga sentir vivas.
  6. Por monotonía en su vida sexual. La monogamia se ha convertido en una losa, no hay evolución.
  7. Por sentirse solas. La pareja ha tomado distancia y ha establecido otras prioridades.
  8. Para revivir el pasado. El amor que fue y ya no es.
  9. Por temor al compromiso. ¿Toda la vida a su lado? ¿Es esto lo que realmente quiero?
  10. Para provocar su ruptura matrimonial. Ante la negativa de la pareja de tomar una decisión drástica y ver la realidad de la relación

Pero hay esperanza para el amor duradero. Las investigaciones muestran que si haces un esfuerzo para reforzar tu relación haciendo cosas nuevas con tu chico,  podrás ignorar la tentación. Todo lo que promueve el tiempo y el aprendizaje conjunto, como tomar una clase de cata de vinos, pone la relación en tierra firme. Y asegúrate de pasar muchas horas en la cama con él. Mientras más sexo tienes, más lo anhelarás -con él y sólo con él-.

Publicidad