Masajes para el pelo

Los masajes para el pelo son un elemento fundamental para mantener un cabello fuerte y sano desde la raíz hasta la punta, además, no podemos negar lo relajante que resulta disfrutar de uno.

Si te preguntas cómo saber si necesitas un masaje, debes saber si posees varios síntomas, y en ese caso es necesario acudir a un especialista, quien te pondrá en el vaporizador y te enseñará cómo mantener el tratamiento en casa.

Las señales claras de que tu pelo pide un masaje son:

  • cuando se pone rebelde
  • cuando el pelo no se va para el lado que se iba siempre
  • cuando no tiene caída
  • cuando lo notas seco
  • cuando lo notas poroso al tacto o no tiene brillo

Cuando no sepas cómo hacer un masaje capilar, puedes pedir ayuda a tu peluquero, quien te indicará unos sencillos pasos para que realices la mantención del tratamiento en tu hogar.

Una forma de hacer el masaje es sentándote y poniendo la cabeza sobre las rodillas, con las manos extendidas sobre la nuca y con los dedos ligeramente separados. Realiza movimientos circulares suaves con las yemas de los dedos, sentirás que por la fricción se acumula la sangre sobre ese punto, así comienzas a mover los dedos desde la nuca hacia la frente.

Formas de aplicar los masajes

  • fricciones: se realizan en forma circular o en vaivén en un solo sentido, de manera lenta, suave y uniforme.
  • frotaciones: se desliza la palma de la mano o la yema de los dedos comprimiendo con mayor o menor intensidad la piel y realizando círculos o espirales.
  • percusiones: se efectúan golpes rápidos y breves efectuados con las yemas de los dedos o la palma de la mano en forma cóncava.
  • presiones: se comprime una zona con la palma de la mano, las yemas de los dedos o la mano cerrada.
  • vibraciones: se llevan a cabo con la palma de la mano o la yema de los dedos ejerciendo una leve presión sobre la piel al tiempo que se realiza la vibración.
Publicidad