Mitos y verdades sobre el cáncer de mama

El cáncer de mamas puede llegar a ser una enfermedad mortal si no se detecta a tiempo. Tanta es la preocupación por prevenir esta dolencia, que alrededor del mundo, año a año, se hacen campañas para incentivar el autocuidado y chequeos gratuitos para las mujeres. Por lo mismo, hablar del cáncer de mamas llena de dudas, mitos y supuestos.

Por ejemplo, más de alguna vez habrás escuchado que las pastillas anticonceptivas causan cáncer de mamas, que las mamografías son peligrosas o que los quistes son fatales.

Aquí develarás los mitos y verdades sobre el cáncer de mamás

Las mamografías son peligrosas: Falso.

Si bien las dosis elevadas de radiación pueden provocar cambios cancerosos en los tejidos, una mamografía tiene una radiación muy baja que no nos expone a ningún riesgo. Además, es el examen de rigor que deben hacerse una vez al año todas las mujeres que tienen más de 40 años para detectar cáncer de mamas, quistes y otras irregularidades de las mamas. Sus beneficios son innumerables por lo que nunca dudes de practicarte una mamografía.

La píldora anticonceptiva provoca cáncer de mamas: Quizás.

En la actualidad, aún no hay estudios concluyentes sobre los efectos de tomar pastillas anticonceptivas durante largos periodos de tiempo y, eventualmente, podría ser un factor de riesgo. Si en tu familia hay antecedentes de cáncer de mamas, consulta a tu ginecólogo sobre el uso de la píldora. Como dicen por ahí, más vale prevenir que lamentarse.

Mi peso es un factor de riesgo para desarrollar cáncer: Verdadero.

Estudios han demostrado que las mujeres con sobrepeso son más propensas a desarrollar cáncer de todo tipo y en cualquier grado. Además, el sobrepeso tras la menopausia aumenta un 60% las probabilidades de tener cáncer de mamas. ¿La solución? Cuida tu alimentación y ejercítate a diario, así evitarás otras dolencias como hipertensión, diabetes y colesterol alto.

El café causa cáncer de mamas: Falso.

No hay una conexión directa entre el cáncer de mamas y la cafeína, no obstante, si en tu familia hay antecedentes de esta enfermedad podrías cambiar el café por té verde con alto poder antioxidante, ya que el cáncer de mamás es menos frecuente en países donde esta bebida es una de las más consumidas.

Posponer la maternidad da cáncer de mamas: Verdadero.

Muchos estudios han demostrado que el embarazo y la lactancia disminuyen las probabilidades de desarrollar un cáncer de mamas. Aquellas mujeres que tienen su primer hijo después de los 30 o las que no tienen hijos son más propensas a desarrollar este mal.

El uso de sostén aumenta los riesgos: Falso.

Algunos libros señalan que el cáncer de mamás es más frecuente en Occidente porque las mujeres están más acostumbradas a usar sostén. Sin embargo, ningún tipo de sostén –ni de algodón, ni apretado, ni con varilla- interfiere en el sistema linfático por lo que quédate tranquila, ya que el sostén NO causa cáncer de mamas.

Los quistes en los senos son fatales: Falsos.

Si en el autoexamen encuentras una protuberancia es motivo de asustarse y pedir hora al médico, aunque puede que no sea nada serio. Pueden ser quistes fibrosos provocados por fluctuaciones hormonales que no son cancerígenos, pero aún así deben extraerse.

 

Publicidad