Lo que podría pasarle a tu cuerpo si dejas de tener sexo

qué le pasa a nuestro cuerpo cuando no tenemos sexo

¿Te has preguntado qué le pasa a nuestro cuerpo cuando no tenemos sexo? esta es la realidad que viven muchas mujeres al estar distanciadas o peleadas de sus parejas, o simplemente al terminar una relación. No somos nada parecidas a los hombres que suelen buscar consuelo rápidamente en otras mujeres. Nosotras somos más de procesos, de conocer realmente a la persona con quien compartimos, y eso requiere de tiempo. Podrían pasar meses y nosotras ¡sin nada de acción!

El sexologo Christian Thomas en entrevista con Estilo Mujer, indicó lo que podría pasarle a nuestro cuerpo si no tenemos sexo. “Puede ocurrir que como es una energía que no logra liberarse, podemos encontrar agresividad en una persona o tendencia a que esta energía se desvíe a otros caminos. La energía siempre buscará salida, no se puede bloquear y es ahí donde aparecen algunas consecuencias físicas y sicológicas “explicó el especialista.

Según Thomas, las consecuencias de la abstinencia sexual por largo tiempo podrían ser:

  • Neurosis

Esto podría afectar de diversas maneras; desde altibajos emocionales, como el estrés, y la baja anímicamente, hasta trastornos nerviosos.

  • Pesadillas 

El cohibirte sexualmente afecta seriamente tu cabeza, por lo que experimentarás pesadillas o sueños desagradables regularmente, sin darte cuenta del motivo.

  • Irritabilidad

Este síntoma aparece en los hombres mucho antes que en las mujeres; basta con una semana para que comiencen a experimentarlo, mientras que a las féminas puede presentarseles semanas después de haber dejado de tener sexo.

  • Granos en la cara y ¡caspa! 

La piel tiende a resecarse y por ende, a llenarse de imperfecciones que nos acomplejan, lo que nos ocasiona los granos y espinillas en el rostro. Por su parte, el sistema nervioso haría lo suyo provocando la caspa.

Enfermedades con frecuencia

Te habrás dado cuenta ya, si atraviesas por esta etapa, que agarras resfriados con mucha regularidad. Esto ocurre porque la falta de deseo sexual podría haber bajado tus defensas.

  • Inquietud o agresividad

Dependiendo del tiempo que lleves en abstinencia y de tu personalidad se presentarán este tipo de episodios. Pero lo más seguro es que te encuentres de mal humor casi todo el tiempo, lo que te llevan a sentirte inquieta y a ser mucho más agresiva de lo habitual.



Publicidad