Ligadura de las trompas y Vasectomía


El método de la ligadura de las trompas es el más efectivo en cuanto a anticoncepción, en este caso se realiza un corte en las trompas de falopio impidiendo que el óvulo pase a la cavidad uterina y los espermatozoides, por su parte, a la cavidad pélvica. El proceso de ligadura dura treinta minutos, y es importante destacar que tanto la vasectomía como la ligadura de las trompas son métodos permanentes.

El método de la vasectomía se utiliza en los hombres, la operación permite que los espermatozoides no se junten con el semen a la hora de eyacular. El procedimiento dura quince minutos aproximadamente, y se descansa un día o dos en la clínica. Para deshinchar y aliviar la incomodidad, se utilizan bolsas de hielo y medicinas para el dolor. Para volver a la vida sexual se recomienda esperar al menos una semana. En caso de sangrado, dolor, fiebre o escalofríos, se debe reportar al médico.

¿Cómo se hace?

Para la ligadura de las trompas, el proceso más usado es el de la laparoscopía. Se hace una pequeña incisión cerca de la zona del ombligo, y se llena la cavidad abdominal con gas. El laparoscopio se inserta en la cavidad abdominal y cuando el doctor encuentra las trompas, inserta un instrumento para cortarlas y cauterizarlas, a través de una segunda incisión en la zona púbica. La mujer deberá reposar de 2 a tres días luego del procedimiento, y podrá volver a tener relaciones tras una semana aproximadamente.

En el hombre (vasectomía), se inyecta un anestésico local en cada extremo del escroto. Se hace una incisión en cada lado del escroto y el conducto deferente se saca por la incisión, luego se corta y se ata o cauteriza cada extremo, y vuelto a poner dentro del escroto (el proceso se repite en el otro lado del escroto). Hay que destacar que la vasectomía no es de efecto inmediato como la ligadura de trompas, por lo que hay que usar protección con los métodos artificiales o naturales, por lo menos hasta un mes.

Advertencia

  1. No protegen de las enfermedades de transmisión sexual.
  2. Con la ligadura de trompas (dependiendo de cada mujer), aumenta el riesgo de tener embarazos ectópicos.
  3. El sangrado anormal y las infecciones en la vejiga son riesgos comunes en la ligadura de trompas.
  4. La ligadura de las trompas es un procedimiento PERMANENTE.
  5. Ambas requieren cirugía.
  6. Con la cirugía existen riesgos como por ejemplo de infección o de un procedimiento mal realizado.
  7. La vasectomía es en principio PERMANENTE, aunque pueden existir procedimientos que pueden revertir la operación, pero con escasa probabilidad de éxito.
  8. La vasectomía no es efectiva de inmediato.
  9. Existe la posibilidad de que en la vasectomía, los conductos se vuelvan a unir.
  10. Para ambas puede existir un arrepentimiento tardío, por lo que hay que estar completamente seguros a la hora de optar por este método.