Beneficios que otorga la clara de huevo a la salud

El huevo es la proteína más importante que podemos consumir, podemos variar sus recetas de mil maneras para no aburrirnos de ella, sin embargo, es importante destacar que las claras de huevo traen más beneficios a nuestro cuerpo.

Nosotras te aclaramos cuales son los beneficios de comer estas claras en tu dieta.

  • Contienen importantes cantidades de vitamina B además de selenio, potasio, magnesio, calcio, fosforo, cobre, zinc, ácido fólico, riboflavina, hierro, este coctel de vitaminas y minerales al consumirlos van directos a nuestros músculos.
  • No contienen grasas y su porcentaje de carbohidratos es bajísimo.
  • Una sola clara de huevo aporta 20 calorías, pero al consumirla nos deja tan satisfechos.
  • Se absorbe con facilidad por el organismo, por lo que lo hace un alimento idóneo para recuperar la masa muscular.
  • Ayuda al desarrollo de los músculos y la mineralización de los huesos por ello es recomendable que las mujeres embarazas y niños lo consuman.
  • Comer claras en el desayuno te da una sensación de saciedad que no necesitaras consumir más carbohidratos.
  • Es uno de los mejores alimentos para arrancar con los motores del metabolismo, sus proteínas son suficientes para iniciar con tus actividades sin tener que consumir azúcar, grasa o carbohidratos.
  • La mayoría de las recetas que incluyen huevos piden utilizar solamente las claras.

Es importante consumir este alimento en la etapa de crecimiento dado que contribuye con el desarrollo de los músculos y la mineralización de los huesos como ya lo habíamos mencionado anteriormente.

Valores nutricionales de la clara de huevo

100 gramos de clara de huevo aportan los siguientes valores nutricionales:

  • Proteínas: 3,5 g.
  • Hidratos de carbono: 0,3 g.
  • Calorías: 49.
  • Vitaminas: A (105), B1 (0,05), B2 (0,18), B6 (0,06), D (1,8) y E (0,4).

Receta con clara de huevos:

ANGEL FOOD CAKE

Ingredientes:

  • 12 claras de huevo ( 1 ½ cups)
  • 130 gr. de harina (1 cup)
  • 300 gr. de azúcar normal (1 ½ cup)
  • 2 cucharilla de las de té de extracto de vainilla (2 teaspoon)
  • ¼ de cucharilla de extracto de almendra amarga (opcional)
  • 1 chorrito de zumo de limón o crémor tártaro si tenemos.
  • Pizca de sal.

Preparación:

Montamos las claras a punto de nieve; será muy conveniente utilizar unas varillas eléctricas que nos faciliten el trabajo. Le añadimos el chorrito de zumo de limón, que nos facilitará el montado de las claras. Habrá que montarlas hasta que estén bien montadas, que no decaigan, pero tampoco hasta llegar a formar picos muy, muy duros, evitar sobre batir las claras.

Cuando las tenemos prácticamente montadas, añadimos los extractos de vainilla y de almendra (si lo utilizamos) y continuamos batiendo un poco más.

Añadimos la mezcla de harina-azúcar a las claras montadas, mezclamos con una espátula o cuchara de madera, haciéndolo con suavidad, con movimientos envolventes y delicadamente, procurando no bajar las claras.

Una vez que lo tenemos bien mezclado, echamos la masa obtenida en el molde sin engrasar ni enharinar (esto es muy importante, NO hay que engrasar el molde).

Igualamos la parte superior con una espátula y procedemos a hornear.

Publicidad