Lo que no puedes omitir a tu médico antes de una cirugía

Cómo prepararse para una cirugía

Olvidar algún detalle importante puede afectar seriamente tu salud. Muchas veces olvidamos o preferimos callarnos ciertos datos que parecen poco relevantes cuando vamos a consultarnos con el médico, lo cierto es que no puedes ocultar ningún tipo de información relacionada a tu salud. ¡Todo es importante! Por esa razón debes conocer con detalle cómo prepararse para una cirugía.

  • Los medicamentos que tomas

Menciónalos todos, aunque solo los tomes pocas veces a la semana y se trate de aspirinas, vitaminas, anticonceptivos orales, píldoras para adelgazar o dormir. Pueden interferir con la interacción de ciertos antibióticos, y producir una reacción a la anestesia si te sometes a una cirugía.

  • Las alergias que padeces

Explícale cualquier tipo de alergia que presentes, ya sea a medicamentos, como la silfa o la penicilina, o a alimentos, factores ambientales, incluso al látex. Esto podría exigir un cambio en el tratamiento, y si van a operarte, es necesario que necesites un cambio en la anestesia y en los medicamentos postoperatorios.

  • Problemas médicos

Informa si padeces de asma, dolores de espalda, soplo en el corazón, infecciones urinarias, sinusitis… incluso si eres propensa a los moretones. Podría ser necesario un cambio de posición en la mesa de operaciones o tomar otras medidas preventivas. ¡Así que ya saben chicas!

Recomendaciones

  • Guarda toda la documentación (gastos) en una carpeta.
  • Pide a tu médico cirujano una lista de los especialistas que intervendrán en la cirugía.
  • Pide a tu médico una lista de las posibles medicinas que necesitarás después de la operación.
  • Es importante que te informes sobre los gastos adicionales (no cubiertos por el seguro) que puedas tener.

 



Publicidad