Posiciones sexuales que ayudan a adelgazar

El sexo es y siempre será uno de los ejercicios más placenteros que puedes realizar y con ayuda de estas posiciones sexuales podrás aumentar la quema calórica sin necesidad de ir a un gimnasio, asi que no te pierdas esta divertida manera de bajar de peso.

Hoy te mostramos cómo incrementar el número de calorías quemadas con estas posiciones sexuales.

  • Vaquerita: Al hacer tu casi todo el esfuerzo, ejercitas piernas, glúteos y la zona baja del abdomen. Debes hacer que él se acueste boca arriba y tu ponerte sobre él montándolo mientras te penetra.

Foto: Google

  • Estimulando el punto G: Esta posición te permite quemar calorías al mantener tus piernas arriba, ejercitando los músculos de la parte interior de tus muslos. Debes acostarte boca arriba mientras él se arrodilla frente a tí y te penetra mientras alzas tus piernas.

Foto: Google

  • La bailarina de ballet:  Parados, alza una pierna y con ella envuelve el trasero de tu pareja. Él se empujará contra ti. Puedes mantener el equilibrio con una pierna y tomándote de él con uno o dos brazos. Con esta posición ejercitarás tus piernas así como podrás incrementar tu resistencia.

Foto: Google

  • La cascada: Ubícate en la orilla de la cama y haz que él se acueste boca arriba con la cabeza y los hombros en el piso mientras tu lo montas. La sangre en la cabeza le dará un rush antes de llegar al clímax. Con esta postura ejercitarás tus piernas, así como el abdomen.

Foto: Google

  • Posición del tubo: Con esta postura tus piernas, parte de los glúteos y tu abdomen saldrán beneficiados. Haz que él se recueste sobre su espalda y doble una de sus piernas, manteniendo la otra estirada. Toma su rodilla y móntate sobre él, dándole la espalda. Úsala como soporte mientras subes y bajas.

Foto: Google

  • Pelota suiza: Toma una pelota de pilates y haz que él se siente en ella. Siéntate sobre él semi doblando las piernas. Reboten sobre la pelota y rueden haciendo círculos pequeños. De este modo ejercitarás tus piernas, abdomen y músculos de la espalda.

Foto: Google

  • La araña:  Ambos deben sentarse en la cama con las piernas encontradas, soportando su peso con los brazos. Ahora muévanse juntos, encontrándose. Tus caderas estarán entre sus piernas abiertas y tus rodillas saldrán casi rodeando su abdomen. Ahora muévanse hacia atrás y hacia adelante logrando la penetración.
    Foto: Google