Beneficios del brócoli en tu dieta diaria

Es uno de los alimentos que otorga más beneficios al organismo su consumo es beneficioso si lo inicias desde temprana edad. Aunque no lo creas este alimento tiene muchas cosas que te ayudan a tu salud, lo puedes consumir crudo o cocido.

Entre uno de sus beneficios esta:

  • La prevención del cáncer de mama, útero, próstata y órganos como el hígado, colon, riñones e intestinos.
  • Además, tienen gran propiedad anticancerígenas que potencian el contenido de vitaminas A, C y E, aminoácidos, zinc y potasio.Resultado de imagen para brocoli
  • Al tener propiedades antioxidantes, este permite desintoxicar el organismo, eliminas toxinas, radicales libres y el ácido úrico.
  • Purifica la sangre y la piel.
  • Como tiene vitamina E, B, A, K y ácidos grasos omega-3 hace que la piel este mucho más atractiva, joven suave y brillante.
  • Ayuda a eliminar el colesterol malo que se encuentra en el organismo.
  • Es muy importante prevenir las enfermedades cardiovasculares y proteger la salud del corazón.
  • Como contiene calcio, fosforo, magnesio y zinc es muy bueno para mantener los huesos sanos y fuertes.
  • Aporta la zeaxantina y el betacaroteno, la vitamina haciendo que el brócoli sea un protector de la salud ocular.
  • Previene la degeneración muscula, cataratas y los daños de las radiaciones UV.
  • Con la presencia de la vitamina C entre otros nutrientes ayuda a fortalecer el sistema inmunológico.
  • Previene la anemia ya que tiene hierro y proteínas.

«La mejor manera de comerlo es al vapor”

Puedes prepararlo de varias maneras para que no te aburras:

  1. Al vapor: ponemos dos dedos de agua en una olla y, cuando esté hirviendo, colocamos el brócoli.Resultado de imagen para brocoli
  2. Hervido: debemos colocar el brócoli en la olla una vez el agua esté bien hervida, al igual que si lo hiciéramos al vapor.
  3. Salteado: en una sartén con muy poco aceite podemos cocinarlo a la plancha, troceándolo en el tamaño que más nos guste.
  4. En el microondas: debemos cocinarlo a una temperatura baja para conservar su poder antioxidante en un recipiente para microondas.
  5. En el horno: al igual que en el microondas, debemos hacerlo a baja temperatura estando pendiente de que no se tueste las ramitas.

 

 

Publicidad